¿Te gustaría lucir la piel más joven, tersa y suave de manera natural? ¡Tenemos la solución!

Es inevitable que, con el paso de los años, la piel empiece a envejecer y aparezcan las famosas arrugas. Usar cremas faciales ayuda a mejorar la apariencia de tu rostro y con otros tratamientos podemos lucir una piel radiante y juvenil, pero se necesita invertir tiempo y dinero. ¿Sabías que existe un método fácil a cero coste para tener un cutis perfecto? Y lo más interesante, ¡puedes hacerlo en cualquier parte: descubre el yoga facial!

Lo interesante es que practicar el yoga facial a diario ayuda a ver nuestra piel más revitalizada y a reducir las líneas de expresión. Asimismo, la musculatura de la tez se fortalece y se logra aliviar la tensión muscular del rostro.

¿Qué es el Yoga Facial?

El yoga facial son una serie de ejercicios que se practican con la cara y que trabajan su musculatura y la del cuello. Estos ejercicios faciales se han practicado durante muchos años, y un claro ejemplo es el conocido programa llamado “Happy Face Yoga” de Gary Sikorski, que comprende 32 ejercicios faciales, sencillos y fáciles de realizar.

Beneficios del yoga facial

  • Relaja el rostro
  • Elimina arrugas
  • Reduce las líneas de expresión de la cara y el cuello
  • Previene el descolgamiento facial
  • Ayuda a resaltar los pómulos, los labios y los ojos
  • Mejora las bolsas de los ojos y las ojeras
  • Estimula la circulación en la cara
  • Recuperas la luminosidad de la piel y su suavidad
  • Acelera el proceso de regeneración de la piel

Ejercicios sencillos que puedes realizar para mantener un rostro perfecto

Te presentamos un par de ejercicios para hacerlos despacio y con calma. Te recomendamos tener un espejo en frente para observar los movimientos e ir mejorando la técnica. Repite los ejercicios 10 veces y mantén la posición durante unos segundos.

  1. Patas de gallo: cierra los ojos y aprieta el área inferior de los mismos mientras alzas las cejas.
  2. Pon cara de asombro: sube las cejas tanto como puedas y mantén la cara así durante 5 segundos.
  3. Líneas de la sonrisa: imita la boca de pez llevando la parte interna de mejillas entre los dientes y sin parpadear.
  4. Boca: abre la boca y saca la lengua lo que más puedas durante 5 segundos
  5. Labios y pómulos: infla las mejillas y pasa aire de un lado al otro, por encima de los labios y devuélvelos por debajo.
  6. Arrugas de los ojos: con tu lengua, haz la forma de un taco y sácala, mientras que con los ojos mira hacia arriba y empieza a parpadear.
  7. Cuello y mandíbula: primero junta tus labios y llévalos hacia afuera, luego estira el cuello y lleva ligeramente tu cabeza hacia atrás.

Puedes empezar a practicarlos tres veces por semana y luego ir incorporando nuevos ejercicios. Así que no esperes más, y ¡empieza hoy mismo! Te aseguramos que en poco tiempo lucirás un rostro suave, firme y verás tu piel más revitalizada.

Y si incorporas tus cremas de Garnier a tu rutina facial, ¿qué más se puede pedir? ¡Lograrás un rostro de 10!

También te interesará