Lectura: 2 minutos

Nuestra rutina puede ser de lo más estresante y es importante parar de vez en cuando y hacer ejercicios de relajación mental. ¡Con nuestros consejos sentirás tus energías  renovadas!

Si en ocasiones te sientes demasiado estresada y eso te impide descansar correctamente, puede ser que necesites dedicarte un momento para cuidarte y relajarte. Aquí te traemos algunos ejercicios para facilitarte la tarea.

  • Controla la respiración

La ansiedad suele provocarnos que llevemos una respiración descontrolada y acelerada. Por eso, los ejercicios de respiración consciente son importantes para relajarnos y reducir así las pulsaciones cardiacas que el estrés puede llegar a dispararnos.

Para ello, siéntate en una postura que te resulte cómoda. Con los ojos cerrados, inhala profundamente, mantén el aire en los pulmones durante 5 segundos y exhala por la boca lentamente. Después de 1 minuto te notarás más tranquila y podrás seguir con tu día a día. ¿Lo mejor? Puedes hacerlo en cualquier lugar. Prueba a hacerlo en el camino al trabajo todos los días y comenzarás el día con las pilas cargadas.

  • Relaja tu cuerpo

Los nervios suelen tener repercusiones en la salud de nuestros músculos. Las contracturas suelen tener su origen en el estrés, pero con un poco de práctica aprenderás a ponerle remedio. Túmbate en la cama en una posición cómoda y con una luz tenue. Con los ojos cerrados y respirando profundamente, comienza a hacer un barrido mental por todo tu cuerpo. Comienza por los pies y ve subiendo, sin prisa, hasta la cabeza. Concéntrate en cada parte de tu cuerpo y ve relajando todos los músculos. Avisamos, puede ser que te quedes dormida, ¡eso es que lo estás haciendo bien!

  • Camina

A veces, un simple paseo es suficiente para relajarnos. Si te notas agobiada, sal a la calle a caminar. Déjate llevar y no pienses en el recorrido. Simplemente, lleva un ritmo tranquilo y ve admirando el paisaje. Seguro que hay un montón de detalles que te pierdes cada día al ir con prisas. ¡Aprende a disfrutar de la calma!

  • Date un masaje

Como hemos comentado, el estrés suele provocar que los músculos se tensen y un masaje es la mejor opción para relajarlos. Puedes ir a un centro especializado para disfrutar de un masaje relajante pero también puedes dártelo tú mismo. Prueba a masajearte los pies con tranquilidad, apretando en los puntos donde sientas más tensión. Descubrirás lo placentero que puede llegar a ser y te evadirás de tus problemas. ¡Pruébalo!

Sabemos que la rutina puede llegar a ser muy estresante pero seguro que con nuestros trucos, por fin podrás desconectar poco a poco. ¿Has probado algún otro ejercicio de relajación mental? ¿Qué es lo que más te relaja? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales!

También te interesará