Lectura: 2 minutos

El estilo de vida minimalista es mucho más que intentar no comprar a lo loco. Aquí te descubrimos todas las claves de un lifestyle que cada vez gana más adeptos.

¿Qué es el estilo de vida minimalista?

El estilo de vida minimalista consiste en aplicar la tendencia del minimalismo a todos los aspectos del día a día. El minimalismo consiste en desprenderse de lo superfluo e innecesario y quedarse con lo imprescindible.

Aunque puedas pensar que esto se reduce a tener una casa con muebles de inspiración nórdica y un estilo de decoración en tonos claros, no es así. Se trata de una manera de vivir que tiene en cuenta aspectos más profundos que el meramente estético y que abarca todos los comportamientos de una persona.

¿En qué consiste el estilo de vida minimalista?

  • Consumo minimalista

Una de las claves más importantes del minimalismo se basa en un consumo responsable y limitado. Es decir, en lugar de comprar por impulso y llenar tu casa de objetos que en realidad no necesitas, se consume únicamente lo necesario para el bienestar. De esta manera, se evita acumular piezas sin sentido y se consigue mantener la casa como un espacio despejado y sin estrés visual. Además, este consumo minimalista permite también ahorrar al reducir el consumo a lo imprescindible.

  • Practicar el desapego

Para poder llevar un estilo de vida minimalista, es importante empezar a practicar el desapego. En la sociedad en la que vivimos, estamos muy vinculados a lo material, uno de los aspectos contra los que lucha el minimalismo. Para empezar a acostumbrarte a desprenderte de lo superficial que no necesitas, es importante que le des el valor real a tus posesiones. En ocasiones, tendemos a acumular cosas porque nos recuerdan a algunos momentos, pero es importante darse cuenta de que los recuerdos no se perderán si nos desprendemos de esos objetos.

  • Limpia tu armario

Seguro que todos los días te enfrentas a un larguísimo dilema sobre la ropa que te vas a poner. A pesar de tener los armarios llenos de ropa, nunca sabemos qué ponernos. Por eso, el estilo de vida minimalista apuesta por tener menos ropa y combinable entre sí. Además de saber que te va a quedar bien, te ahorrarás tiempo dudando y no habrás malgastado el dinero en ropa que nunca te llegas a poner.

  • Puedes ser minimalista con las personas

En ocasiones, nuestra vida social es tan intensa que nos puede llegar a generar ansiedad. Mantener la relación con todo el mundo que pasa por nuestra vida es una tarea complicada y de la que no siempre se saca nada. ¿Cuántas veces te has agarrado a relaciones que no son del todo beneficiosas? Muchas veces nos sentimos en la obligación de mantener el trato con amigos que no nos aportan nada. Deja de obligarte y deja salir de tu vida a todo el que no te haga feliz. ¡Vivirás mejor!

Si no sabías en qué consistía el estilo de vida minimalista, seguro que con estas claves te queda todo más claro. ¿Te atreverías a dar un giro a tu vida y comenzar a practicar el minimalismo? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales!

También te interesará