Lectura: 2 minutos

Esta aromática planta esconde muchos beneficios para la piel y seguro que te sorprenderán. ¡Descubre lo que el lemongrass puede hacer por tu piel!

El lemongrass es una planta muy utilizada en cocina pero también tiene muchas ventajas cosméticas. Sigue leyendo para conocer las propiedades del lemongrass en la piel. te contamos qué son. ¡Descúbrelo!

¿Qué es el lemongrass?

El lemongrass o citronela es una planta que procede de Asia, apreciada por el aroma y el fresco sabor que aporta a la cocina. Su forma es parecida al puerro y cuenta con un potente color verde muy llamativo y un riquísimo olor cítrico.

¿Qué propiedades tiene para la piel?

El lemongrass es un ingrediente muy interesante para la cosmética por todas sus propiedades:

  • Antimicrobiano y antibacteriano

Esta planta cuenta con una potente acción antimicrobiana y antibacteriana, por lo tanto es interesante para mantener el rostro libre de bacterias y microbios que puedan causar impurezas como el acné.

  • Energizante

El aceite esencial de citronela tiene propiedades energizantes y estimulantes. Para la piel esto se traduce en un chute de energía: ¡adiós cara cansada!

  • Reduce los poros

Los poros grandes son una de las preocupaciones más habituales que tenemos sobre la piel. El lemongrass permite reducir los poros para conseguir un rostro más uniforme.

  • Es refrescante

Al igual que su aroma, el lemongrass aporta frescor a la piel. La sensación refrescante que deja es muy agradable, sobre todo por las mañanas, cuando puede ayudarnos a despertarnos del todo.

  • Antioxidante

Gracias a su alto contenido en vitaminas A y C y antioxidantes, el lemongrass protege a la piel de los radicales libres. ¡Perfecto para luchar contra la contaminación!

¿Cómo usar el lemongrass?

Como hemos dicho, el lemongrass se suele utilizar en cocina, sobre todo en platos asiáticos. Además, si lo tomas en infusión, disfrutarás de sus beneficios détox, perfecto para después de una época de excesos.

Si lo que quieres es probar sus beneficios cosméticos, puedes recurrir al Gel Limpiador Detox de Garnier BIO. La sensación refrescante que dejará en tu cara te enganchará y se convertirá en uno de tus productos favoritos. Para una limpieza en profundidad, aplícalo con la Esponja Konjac. ¡Es el dúo ganador! Además, puedes acompañarlo de la Hidratante Equilibrante de Lemongrass de Garnier BIO, pensada para pieles normales a mixtas. El Lemongrass de la gama Garnier BIO es de cultivo ecológico y ha sido recolectado en Sri Lanka.

Seguro que después de ver todos los beneficios que tiene el lemongrass en el cuidado de la piel, te ha picado el gusanillo y quieres probarlo. ¿Conocías ya esta planta? ¿Piensas incluirla en tu rutina diaria de cuidado facial?¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales!

También te interesará