Lectura: 2 minutos

Para que un pelo rizado se vea cuidado, la hidratación es fundamental. Si has probado de todo pero aún no consigues unos rizos nutridos, ¡sigue estos pasos!

El secreto para lucir un pelazo suele estar en mantenerlo hidratado. Si hablamos de pelo rizado, este paso resulta imprescindible así que sigue nuestros consejos para poder presumir de rizos.

  • Elige bien el champú

El cuidado de los rizos empieza en el momento del lavado. Para conseguir un resultado perfecto, debes optar por fórmulas hidratantes que definan los rizos. Por eso, la gama Nutri Rizos Contouring es perfecta. El Champú Nutri Rizos Contouring y su aceite de pistacho nutre el pelo en profundidad y además no apelmaza. ¿El resultado? Rizos sueltos, definidos y elásticos como siempre soñaste.

  • El acondicionador, un must

El acondicionador es un producto imprescindible en la rutina de cuidado del pelo rizado. Y es que, para conseguir unos rizos definidos, es importante desenredarlos correctamente en la ducha. Aplícate el Acondicionador Nutri Rizos Contouring después de haberte lavado el pelo y aprovecha para desenredar tu melena con los dedos. De esta manera, cuando el pelo se seque, descubrirás unos rizos elásticos y definidos. La fórmula de nuestro Acondicionador Nutri Rizos Contouring no solo controla el encrespamiento durante 96 horas. Además, nutre profundamente el pelo para una melena hidratada.

  • ¡No te olvides de la mascarilla!

Si buscas un extra de hidratación en la melena, el paso más importante es la mascarilla. Este producto permite dar un baño de hidratación que tus rizos agradecerán: se verán más elásticos y definidos. Opta por la Mascarilla Nutri Rizos Contouring que, en solo 3 minutos, nutrirá intensamente tus rizos. ¡Te engancharás a ella!

  • Sécalo con cabeza

Después de haber seguido la rutina de cuidado del pelo rizado, es importante mantener el pelo hidratado en el día a día. Por eso, debes evitar cualquier factor que reseque tu pelo y arruine los resultados que has conseguido con tanto mimo. Después de la ducha evita el secador. En su lugar, retira el exceso de humedad con una toalla de microfibra que te ayudará a controlar el encrespamiento y deja que se seque al aire. Además de no resecar el pelo, mantendrás la forma original de tus rizos y quedarán más definidos. Si por cualquier razón el uso del secador es indispensable, usa el difusor. Este permite poner más distancia entre la fuente de calor y la melena y ayuda a dar forma a tu pelo rizado.

La Crema sin Aclarado Nutri Rizos no requiere del uso de secador. Pruébala y conseguirás fácilmente unos rizos perfectos dejando secar tu melena al aire. ¡Te enganchará!

Si tienes el pelo rizado, seguro que buscas muchos trucos para cuidar los rizos. ¿Qué rutina sueles seguir para hidratar el pelo rizado? Nos encantaría saber tus trucos. Para compartirlos con nosotros, escríbenos en nuestras redes sociales. ¡’Queremos leerte!

También te interesará