Una mala noche, un día de trabajo estresante, unas cargas familiares demasiado elevadas… ¡Tu rostro es el espejo del alma! y si estás agotada, en tu cutis se reflejarán precisamente estos síntomas. Ahora bien, existen muchas maneras de intentar disimular esta debilidad con unos cuidados faciales esenciales. ¿Quieres descubrirlos? ¡Te enseñamos algunos trucos para iluminar la piel cansada y reducir los signos de fatiga!

Trucos para eliminar la piel cansada

Son muchos los factores que afectan a tu piel diariamente y, por ello, queremos que notes tu cutis iluminado y sin imperfecciones, ¡empleando unas rutinas de belleza muy sencillas! ¡Toma nota de estas indicaciones porque con ellas notarás tu piel mucho más viva!

  • ¡Lávate la cara con agua fresquita! El frío oprime los vasos sanguíneos, dando lugar a una piel con un aspecto mucho más tonificado y suave.
  • La limpieza es el primer paso para embellecer la piel. Utiliza un jabón que purifique y otorgue un tono uniforme y vivo a tu tez. También, procura exfoliarla al menos dos veces a la semana, de esta manera, mejorarás la circulación facial y eliminarás las células muertas de la piel. Existe un tratamiento para el rostro que se aplica como exfoliante, como limpiador y como mascarilla que seguramente te interese conocer porque son tres acciones en un sólo producto: ¡el limpiador Pure Active! Es recomendable emplearlo 2 o 3 veces por semana para apreciar la luminosidad y el bienestar de tu rostro.
  • Realiza un masaje facial siempre que puedas, ya que esto te puede ayudar a aumentar la circulación facial y te dará un aspecto mucho más descansado, además de proporcionarte relax y bienestar.
  • Utiliza un maquillaje sutil que te ayude a disimular lo máximo posible los signos de fatiga. La BB Cream ofrece un cuidado ideal, ya que contiene una fórmula que hidrata la piel, reaviva su brillo y otorga luminosidad de una forma muy destacada.

La alimentación y el ejercicio físico, imprescindibles para el cuidado de tu rostro

Si llevas una vida sedentaria sin realizar nada de ejercicio físico, aparte de ser algo negativo para tu salud, seguramente esto se vea reflejado en tu rostro. Si realizas ejercicio físico de manera prolongada, te ayudará, entre otros beneficios, a conciliar el sueño y, si descansas correctamente, lograrás un rostro con un aspecto natural y luminoso, sin que tengas síntomas de piel cansada.

Además, el ejercicio ayuda a eliminar las toxinas y estimula la circulación sanguínea, lo que supone la oxigenación de la piel y la reducción del estrés, favoreciendo una piel más luminosa y descansada.

¡Por supuesto bebe muchísima agua! Es recomendable beber, al menos, 6 u 8 vasos de agua al día, puesto que este ingrediente es fundamental para mantener el organismo y la piel plenamente hidratados. Si no bebes suficiente agua, esto provocará que tu piel esté seca y en consecuencia se muestren ciertas arrugas.

Entre los alimentos que cuidan la piel, encontramos todo tipo de pescado, especialmente el salmón, las sardinas, la trucha, la caballa y el atún. Todos estos alimentos son fuentes excelentes de grasas omega 3 que ayudan mantener la piel más hidratada y con una mayor elasticidad y firmeza.

¡Si sigues todos estos consejos, lograrás una piel iluminada, con o sin síntomas de fatiga y cansancio!

También te interesará