El sueño es una de las actividades básicas de nuestro organismo. Cuando dormimos plácidamente, nuestro cuerpo descansa, se recupera y regenera todos sus tejidos y células. Por este motivo, es fundamental dormir bien para el cuidado de nuestra piel. Sabemos que a veces es complicado, pero al menos, necesitamos aproximadamente 8 horas de descanso para que nuestro cutis luzca estupendo.

¿Por qué es importante dormir bien para la piel?

El sueño profundo contribuye a mantener en orden nuestro organismo, por eso, cuando dormimos bien, se aprecia que tenemos un aspecto más cuidado.

Para nuestra piel, dormir es esencial. Durante un ciclo habitual de sueño, las células se renuevan y se expulsan toxinas. Mientras descansamos, se produce la regulación del colágeno, el componente que proporciona firmeza y densidad a la piel.

Si pasas una mala noche y no duermes lo suficiente tendrás mala cara, ojos hinchados, rasgos cansados, etc. porque tu cutis cuenta entonces con menos mecanismos regenerativos y de protección. De hecho, a largo plazo, la falta de sueño expone a las mujeres a un envejecimiento cutáneo prematuro.

De todas formas, si has pasado una mala noche, siempre podrás utilizar cremas para disimular esa falta de sueño. En este sentido, te recomendamos nuestra gama BB Cream, el remedio ideal para tener un aspecto único, ya que hidrata, unifica, corrige imperfecciones e ilumina el rostro; y la milagrosa Mask Tissu, una mascarilla hidratante y revitalizante de un solo uso que aporta al cutis una nutrición excelente.

Además de estos productos, lavarte la cara con los productos adecuados y emplear una buena agua micelar también puede ayudarte a reducir esas imperfecciones visibles tras una falta de sueño evidente. Es indispensable irse a la cama con la piel limpia y utilizar una crema específica para noche, ya que su composición está hecha para mejorar la regeneración de la piel.

¿Qué debemos evitar para conseguir dormir bien?

Sabemos que a veces, aunque se quiera, no siempre se duerme bien, ya sea porque no coges el sueño, porque tu pareja ronca, porque tienes muchas preocupaciones en la cabeza, porque tienes niños pequeños… o ¡por mil motivos más!

Por ejemplo, seguro que eres de las que miran Facebook, Whatshapp o Instagram para coger el sueño, ¿a qué sí? Pero esto es un error, ya que quedarte con la televisión o con tu Smartphone encendido es algo negativo que te quita horas de sueño, aunque no lo creas. ¿Por qué pasa esto? Simplemente porque el organismo se confunde y segrega menos melatonina, que es la hormona que nos ayuda a conciliar el sueño.

Otro aspecto que debes cuidar es evitar tomar café por las noches. Tanto la cafeína, como la teína, son sustancias que alteran el organismo, lo que impide que puedas dormir de una manera correcta.

Comer muchas proteínas durante la cena tampoco es algo recomendable, puesto que estas son más complicadas de digerir que cualquier otro alimento, así que evítalas comer por la noche en la medida de lo posible y ya verás cómo conseguirás coger mejor el sueño. Asimismo, te aconsejamos que no cenes copiosamente, sino que realices una cena ligera y horas antes de acostarte.

El ejercicio físico, una dieta equilibrada y alejarte del estrés lo máximo posible son elementos vitales que hacen que tu sueño sea más profundo y no tengas ningún tipo de problema. Recuerda, ¡dormir bien es el secreto de la eterna juventud!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO