Como hemos indicado en muchas ocasiones, los alimentos naturales son esenciales e imprescindibles para el cuidado del cabello y el cuidado de la piel. Hacer un buen uso de ellos, nos otorgará una salud radiante. Como sabes, la granada, el aguacate o incluso la avena ayudan a que nuestra piel esté libre de oxidantes, nuestro pelo radiante y brillante, y nuestra piel y cuero cabelludo sin irritaciones, respectivamente. Pero, aunque no lo creas, existen muchos más superalimentos que nos ayudan a cuidarnos. Hoy toca hablar de la manteca de karité.

Este producto nace de un árbol (del mismo nombre) que vive en el oeste de África. Este, produce unos alimentos muy similares a las nueces y en su interior se encuentran unas semillas que al manipularlas, y gracias a la grasa que les caracterizan, aparece lo que llamamos manteca de karité.

¿Por qué usarla para el cuidado del cabello y de la piel?

La manteca de karité está compuesta por vitaminas A y E, lo que hace que nuestro pelo y nuestra piel estén protegidos de factores externos como los rayos ultravioletas. Cuenta con numerosas propiedades que la convierten en un elemento esencial para el cuidado de nuestra salud. Sin duda, se trata del complemento perfecto para nuestro cuerpo por todos los beneficios que nos aporta:

  • ¡Contra viento y marea! Es el mejor enemigo de las agresiones que provoca el viento, el frío y el sol en nuestra piel. Además, en época de invierno es ideal para cuidar la nariz de los resfriados, los labios secos y también las manos, a las que también protege de productos químicos, como los detergentes.manteca de karité para el cabello
  • ¿Cabello dañado? ¡Nunca más! La manteca de karité no sólo repara el cabello y reduce la caspa que pueda provocar, sino que además permite un acabado suave, brillante y fuerte. Lo que se traduce en un pelo sano y con volumen, en definitiva, un pelo llevo de vida.
  • Calma y repara la piel. Gracias a las grasas que contiene, permite que las irritaciones, quemaduras e incluso algunas enfermedades de la piel, como eccemas o inflamaciones, se reparen de manera eficaz otorgando una sensación balsámica.
  • La aliada perfecta. Aporta lo que más necesitamos para nuestra piel: una buena hidratación y elasticidad.

Existen muchos cosméticos que cuentan con este componente estrella como protagonista o incluso puedes recurrir a remedios caseros que te permitan realizar un cuidado del cabello y de la piel a la perfección. Añade a tu rutina diaria de hidratación y cuidado la manteca de karité y realiza, al menos, una vez a la semana un baño capilar con este producto y enseguida notarás resultados increíbles. ¿Preparada para deslumbrar con tu melena y tu piel perfecta?

 

 

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO