Lectura: 2 minutos

 Si alguna vez se te ha pasado por la cabeza cambiarte tú misma el color de tu pelo, puede que el miedo te haya frenado. Tranquila, si sigues nuestros consejos, el cambio de look será todo un éxito. ¡Descubre cómo!

Cambiar de look suele dar un poco de vértigo, sobre todo si incluye pasar por un tinte. Sin embargo, no tienes por qué tenerle miedo. Con estos tips, ¡no habrá look que se te resista!

  • Lo primero, elegir el color

Ya sea un cambio radical o un pequeño twist a tu color actual, primero debes decidir qué tono de tinte aplicarás. Para ello, debes fijarte en tu tipo de piel. A las pieles pálidas les sienta mejor los tonos claros como el rubio, el rubio oscuro o los que contrasten con la piel como el pelirrojo. En el caso de las pieles morenas, los castaños claros y los cobrizos quedan perfectos ya que iluminan el rostro. Un tono negro oscuro también es adecuado para este tipo de piel así como los colores caoba.

Sin embargo, ¡lo más importante es que elijas el color que más te guste!

  • ¿Es el momento de teñir?

Seguro que si piensas en teñirte, lo que más te importa es que no se te estropee el pelo. Por eso, aunque los tintes cada vez agreden menos la melena, debes valorar si tu pelo está lo suficientemente sano como para pasar por ese proceso. Si lo notas muy seco o débil, probablemente no sea el mejor momento para teñirlo.

Sea cual sea el estado de tu pelo, nunca está de más que le des un baño de hidratación antes de teñirlo. Para ello, recurre tu mascarilla favorita y aplícala dos días antes de teñirte. Después, envuelve tu cabeza con una toalla y deja que la mascarilla haga su efecto durante media hora. Nosotros te recomendamos que lo hagas con Hair Food Aloe Vera. Además de nutrir intensamente, puedes usarla más adelante como tratamiento sin aclarado.

  • ¡Tíñete!

Lo más importante para teñirte es leer con atención y seguir las instrucciones de uso que están incluidas en el pack. Antes de comenzar el proceso, deberás hacer una prueba de alergia 48 horas antes, para asegurarte de que tu piel no sufrirá una reacción al aplicar el tinte (¡muy importante no saltarse este paso!).

Después, deberás proceder a aplicar la mezcla de productos en tu melena. Para ello, se recomienda hacerlo con el pelo sucio, sí, como lo estás leyendo, para que el tinte pueda agarrar mejor. Sección a sección, ve extendiendo el producto empezando por la raíz. Una vez hayas acabado con esa zona, puedes pasar a aplicarlo hasta las puntas. Recuerda que durante el proceso deberás llevar guantes de plástico y tapar la ropa con una toalla para evitar mancharte.
TIP: Si aún así te quedan pequeñas manchas en la frente o en la zona de las orejas, el agua micelar te ayudará a deshacerte de ellas en un pis pás! Sobre todo el Agua Micelar en Aceite.

Si nunca te has teñido, seguro que con estos consejos le perderás el miedo a hacerlo. Además, con Olia de Garnier lucirás un color intenso gracias a sus aceites potenciadores del color. ¿Lo has probado ya? ¡Cuéntanos tu experiencia en nuestras redes sociales!

También te interesará