Da igual si hace frío o calor o si el tiempo es húmedo o seco: incluir una Mist protectora facial en tus rutinas diarias de cuidado de la piel y de maquillaje beneficiará a tu piel de muchas formas. No te preocupes, porque utilizar un espray facial a diario no significa que no puedas seguir poniéndote tu maquillaje habitual.

Este artículo te descubrirá algunas de las grandes ventajas de la bruma protectora facial, ya que explica cómo y por qué una bruma protectora facial iluminará tu piel y potenciará tu maquillaje antes y después de aplicarlo.

¿Cuáles son las ventajas de la bruma protectora facial?

Sí, lo que has oído es correcto: la bruma protectora facial es el nuevo tónico. Ayuda a potenciar el resplandor natural de tu piel, ya que la ayuda a absorber los ingredientes esenciales de tus productos de cuidado facial diario, como la hidratante y la crema BB.

Especialmente en días cálidos de verano, son la versión adulta de correr entre los aspersores del jardín y te mantienen fresca e hidratada. ¡Es una dosis refrescante para la cara con beneficios añadidos! Por ejemplo, la bruma protectora facial también reequilibra el pH de tu piel, de modo que tu piel nunca tenga un aspecto apagado y siempre parezca que acabas de maquillarte.

¿Cómo utilizo una bruma protectora facial?

 La bruma protectora facial tiene forma de espray (para tu comodidad), lo que significa que no solo es un producto fácil de llevar, sino también fácil de utilizar para darle a tu piel un estimulante rápido siempre que lo necesite. Una forma de utilizar un espray facial es antes de tu hidratante.

La bruma protectora facial humedecerá tu piel y aumentará su absorción. Además, los beneficios generales diarios de utilizar una bruma protectora facial, como la hidratación, crearán la base perfecta para aplicar la base y el fondo de maquillaje. Sin embargo, ten en cuenta que no todas las brumas faciales son iguales. Otras brumas faciales te ayudarán a conseguir que tu maquillaje tenga una textura de aspecto natural. Cuando hayas conseguido el aspecto que quieres para tu maquillaje, utiliza la bruma protectora facial para crear un resplandor juvenil.

Para una piel más sana y feliz, ¿por qué no pruebas la bruma protectora facial Hydra Bomb de Garnier? Es adecuada para todos los tipos de piel.

¿Qué pasa cuando ya llevo maquillaje?

 Una bruma protectora facial es la solución perfecta si te das cuenta de que se te ha ido la mano con el maquillaje. En lugar de limpiar tu rostro y empezar de nuevo, pulverízate una cantidad abundante de bruma protectora facial encima del maquillaje y controla las áreas problemáticas.

Date toquecitos con los dedos para eliminar cualquier exceso de base de maquillaje, colorete o bronceador que te parezca demasiado y lograr un acabado más natural, en lugar del aspecto empolvado que se produce a veces. Cuando estés satisfecha, otra ligera pulverización sobre tu maquillaje le dará a tu piel el aspecto fresco que se ha puesto de moda recientemente. Otro buen uso del espray facial es refrescar tu aspecto al final del día (o incluso a lo largo del día).

No hay nada peor que esa sensación de sequedad que a menudo se produce después de un día ajetreado cuando sales por la noche directamente desde la oficina. Si llevas en el bolso una bruma protectora facial, podrás darle un aire nuevo a tu maquillaje sin tener que ponerte un montón de productos encima.

Cuando hayas leído sobre los fantásticos beneficios de la bruma protectora facial, no podrás esperar a tener una. Y al añadir este producto a tu rutina diaria de cuidado facial, ¡seguro que notarás los beneficios en seguida!

También te interesará

1 Comentario

DEJA UN COMENTARIO