Durante el verano no hay nada mejor que disfrutar del tiempo de ocio. Las actividades al aire libre son las más habituales, pero no debemos olvidar proteger la piel de los rayos UV no solo en la playa, sino en cualquier momento.

Es probable que cuando salgas a hacer deporte se te olvide o decidas que no te apetece utilizar protectores solares. Debes saber que las consecuencias de los rayos ultravioleta sobre la piel son las mismas que cuando te tumbas en la playa o en la piscina a tomar el sol directo.

Consecuencias y efectos de los rayos ultravioletas sobre la piel

Los rayos solares son muy beneficiosos para la salud, ya que ayudan a producir vitamina D, que es vital para el correcto estado de los huesos.

Sin embargo, un exceso de exposición al sol o un descuido pueden causar unos efectos no deseados.chicas deporte verano cuidado de la piel

El bronceado que tanto te gusta y con tanto orgullo luces en verano se debe a que los rayos oscurecen un pigmento que tiene la piel en la capa exterior, la epidermis, que se llama melanina y se encarga de proteger la piel. Pero pasar demasiado tiempo al sol daña esta sustancia, lo que hace que los rayos pasen a las capas más profundas de la piel. ¿Cuáles son las consecuencias? Te quemas y tu piel envejece más rápidamente porque pierde elasticidad e hidratación.

Recuerda que los médicos advierten sobre el aumento de casos de problemas de piel debido a las consecuencias de los rayos ultravioleta. Además de protegerte del sol con productos específicos, debes acudir a un especialista ante la mínima duda.

Una piel protegida con una sensación fresca haciendo deporte es posible

Saborear el verano al sol y haciendo deporte es algo tremendamente beneficioso para la salud, solo hay que saber cómo protegerse de los rayos UV con un factor de protección solar (FPS) adecuado. Además, tiene que adaptarse a los movimientos de la piel y ser resistente a la actividad que estés realizando.

¿Quieres protegerte del sol para quemar grasa y no para quemarte la piel? UV Sport es una gama de productos nuevos de Garnier indicada, precisamente, para aquellos que quieren disfrutar al aire libre sin sufrir los efectos de los rayos ultravioleta. La particularidad de esta protección es que es resistente al
agua, absorbe el sudor y no resulta grasa, características imprescindibles si vas a pasar un buen rato haciendo deporte al aire libre.

UV Sport es una crema protectora multirresistente que cuenta con tecnología UV Stretch y está testada bajo condiciones extremas. Además, gracias a su sistema de filtros fotoestable, funciona como una malla uniforme que protege tu piel y se adapta a todos los movimientos.

Su efecto es tan duradero que si pasaras 2 horas en una sauna a 40 ºC o si estuvieras en el agua durante casi hora y media, UV Sport no desparecería y seguiría manteniendo su protección.

Piensa en la cantidad de veces que después de aplicarte la crema protectora has sentido que tu piel no podía respirar.La transpiración se hace mucho más complicada y realizar cualquier tipo de actividad deportiva pasa de ser algo agradable y divertido a algo que resulta pesado. Reconoce que en ocasiones este ha sido el motivo que te ha llevado a dejar de lado la protección de tu piel frente al sol, pero ¡esto no va a pasarte más!

El sistema que usa UV Sport para ser  un producto tan completo es UV Stretch. Consiste en un sistema de filtros fotoestables que se refuerza con Sunspheres®, creando una capa protectora uniforme que se adapta perfectamente a los movimientos de la piel. ¡No volverás a sentirte pegajosa ni con una sensación desagradable!

Lo más recomendable es elegir una protección eficaz y que te resulte cómoda. Por ejemplo, puedes elegir entre un espray para los más impacientes, una leche protectora para los más tradicionales o una bruma con la máxima protección para los más precavidos. En el cuidado de la piel no hay que escatimar en mimos.

Otra opción para protegerse del sol es hacerlo desde dentro. Siempre decimos que la alimentación es
chica-pomelo-cuidar-alimentacionmuy importante
y en este caso también influye. ¡Las vitaminas nos protegen del sol! Consumir alimentos ricos en vitaminas A, C y E es otra de las opciones para proteger tu piel de los rayos ultravioleta, ya que restauran la melanina. Concretamente el pescado, el huevo, las frutas y las verduras contienen vitamina A que lucha contra el melanoma, el gran enemigo de la piel. Las naranjas, los pomelos, los kiwis y las fresas tienen  vitamina C, que facilita la formación de colágeno y restaura la piel. Por último, la vitamina E es un antioxidante que neutraliza los daños del sol y se encuentra en los aceites vegetales, nueces y verduras de hojas verdes.

Ya no tienes excusa para mantener tu piel protegida y sacar el máximo partido al verano, ¡aprovéchalo!

También te interesará