Lectura: 2 minutos

Seguro que conoces el after sun pero quizá no entiendas qué lo diferencia de otros productos parecidos. Aprende a usarlo correctamente y notarás la diferencia.

Probablemente cada año escuches temas relacionados con la importancia del cuidado de la piel, sobre todo cuando está expuesta al sol. Ya sabes que es vital para su salud protegerla del sol, pero no es el único paso que ayuda a tener la piel en perfectas condiciones en los momentos de exposición al sol. Mantenerla hidratada antes y después de darse un baño de rayos solares es vital y el after sun es un producto de gran ayuda para esta tarea.

¿Qué es el after sun?

Este producto es una loción corporal y/o facial que se usa en un momento muy concreto: después de haber expuesto la piel al sol. Su función es la de calmar la piel que ha sido expuesta a las agresiones del sol e hidratarla para compensar la sequedad que el sol puede generar.

Aunque muchas personas lo piensen, un after sun no es lo mismo que una crema hidratante. Mientras que el segundo simplemente hidrata la piel, el after sun contiene, además, ingredientes calmantes y otras sustancias que ayuden a la recuperación de la piel.

Aunque aplicar el after sun después de una ducha tras haber expuesto la piel al sol es importante, si no lo tienes a mano, no olvides aplicarte crema hidratante en su lugar. No tiene todas los beneficios del after sun, pero al menos sirve para aportar un poco de hidratación después de haber estado expuesto al sol.

¿Cómo se aplica el after sun?

Después de tomar el sol, una ducha es muy importante para cuidar la piel. No solo te quitarás la arena si has estado en la playa, también retirarás el sudor y los restos de protector solar para devolverle su estado natural. La temperatura del agua es importante: muy caliente puede dañar la piel y si está muy fría también puede resecarla. Opta mejor por una ducha templada que regulará la temperatura de tu piel.

Después de eso, aplícate el after sun sobre todo el cuerpo y cara. Verás que su fórmula se absorbe rápidamente y te proporciona una sensación de frescor muy agradable después de un tiempo al sol.

Lo principal es que lo apliques todos los días después de la exposición al sol pero, si quieres que tu bronceado te dure más tiempo y más bonito, debes seguir aplicándolo las semanas siguientes a haber tomado el sol. Notarás tu piel más luminosa y mantendrás el recuerdo de un verano perfecto durante más tiempo.

Si quieres que te demos un consejo, te recomendamos la Leche Calmante After Sun de Delial. Contiene Aloe Vera natural que ayuda a recuperar la suavidad y flexibilidad de la piel. ¡Olvídate de las tiranteces después de tomar el sol!

Si todavía no le dabas la importancia suficiente al after sun, ahora ya no tienes excusa. ¿Cuál es tu momento favorito de aplicarlo? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales!

También te interesará