Bienvenido al año del flequillo, tal y como lo han denominado algunos expertos. El corte que revolucionó los 80, y que ha estado presente casi desde el principio de los tiempos en las cabezas más chic del planeta, vuelve con más fuerza que nunca.

Grandes iconos de la moda y el arte lo eligieron como el complemento de estilo perfecto. La pionera fue Cleopatra, con un corte que aún hoy se sigue imitando. Años más tarde, las flappers con su corte bob y las artistas del cine mudo lo vuelven a poner de moda en prácticamente todos los salones donde suena Jazz de fondo.

Sin tener que volver la vista tan atrás en el tiempo, encontramos a una jovencísima Audrey Hepburn desayunando con diamantes, a una rebelde Jane Birkin con su flequillo lacio, sin olvidarnos de las eternas rockeras Patty Smith, Betty Page y Debbie Harry. Hoy, Kate Moss, Alexa Chung o Zooey Deschanel son las que nos recuerdan desde las portadas de las revistas, que el flequillo en 2015 seguirá a la cabeza de los cortes con más estilo.

Un flequillo: el toque chic para estar la última

El flequillo es la solución si quieres dar un cambio, sin arriesgarte demasiado. Un simple corte puede dar la impresión de un cambio total de look.

Las ventajas de llevar flequillo: 

2

  • Aporta muchísima personalidad y nos ayuda a acentuar determinadas facciones del rostro, enmarcando la mirada y resaltando los pómulos. Además, si optas por un maxi flequillo, lograrás esconder las arrugas de la frente, o las patas de gallo.
  • Ayuda a disimular el contorno de la cara. Si la tienes alargada, hará que parezca más redondo, estilizándola. Si la tienes redonda, un flequillo ladeado hará que parezca más alargada. Y si tu rostro es cuadrado siempre podrás disimularlo con un flequillo abierto.
  • Atrae visualmente de un solo vistazo, creando un halo de sensualidad ¡que puede que hasta no supieras que tenías!
  • Da cancha ancha para jugar con el pelo porque, aunque no lo parezca, aporta muchas posibilidades para lucir diferentes looks.

Tipos de flequillos que estarán de moda en 2015

Antes de acertar con el tipo de flequillo que queremos, tendremos que tener claros algunos aspectos como la imagen que nos gustaría transmitir (joven, clásica o algo más atrevida) , nuestro tipo de pelo (rizado, -sí has escuchado bien, si tienes el pelo rizado en 2015 también vas a poder llevar flequillo- , ondulado o recto), la forma de nuestra cara y las facciones que queremos destacar.

Flequillo abierto o cortina:

Es el flequillo largo que nos queda a la altura del ojo. Este queda entreabierto casi por la mitad de la frente (ojo con que esa apertura no sea central total o conseguirás un efecto demasiado estudiado) y con diferentes alturas, ya que está algo más desfilado a la altura de los pómulos. Es el preferido de muchas famosas (Alexa Chung es fan incondicional) porque además de disimular las frentes anchas, hace que la cara parezca más angelical y le da un toque clásico. Entre otras ventajas, ayuda a disimular los ojos pequeños, ¡y funciona incluso si llevas gafas de vista!

Es una buena opción para aquellas que no quieren arriesgarse mucho, ya que si no te convence el resultado, siempre podrás apartar el flequillo con horquillas o retirarlo sin complicarte demasiado detrás de la oreja.

Flequillo desigual:

464911933Se trata del flequillo que llevan sobre todo los cortes pixies, es decir, los cortes que llevan todo el pelo hacia delante para luego peinarlo hacia un lado. Cada mechón tiene una longitud diferente lo que le da un efecto despeinado y enérgico.

Son los más recurrentes si tienes el pelo corto, ya que dan mucho estilo al look sin dejar atrás la elegancia.

Maxi flequillo:

Nos referimos a los flequillos largos, tupidos, con mucho volumen, que van casi por debajo del ojo y siempre se llevan muy lisos.

A menudo, contrastan con mechones laterales desfilados que ayudan a desestructurar y dar movimiento al look total.

¿Crees que con tu pelo tener un flequillo así es imposible porque no tienes el pelo lo suficientemente grueso? Tranquila, aquí puedes ver cómo darle volumen al pelo fino, así que, ¡ni se te ocurra tirar la toalla!

Flequillo recto, rectísimo:

Este flequillo requiere un rostro con una gran personalidad y fuerza, ya que es el flequillo con más energía de todos. Es perfecto para los rostros ovalados y alargados, como el de Jessica Biel, y además dan un toque juvenil. ¿Lista para perder unos añitos?

Flequillo a media frente:

Es el preferido de aquellas que buscan un toque rockero y atrevido. Este flequillo realza muchísimo la mirada, ya que la deja totalmente al aire los ojos y las cejas, dándole mucha profundidad.

Al ser tan arriesgado, no siempre queda bien. Si tienes una melena rizada o con volumen, deberías olvidarte de este corte ya que las ondas y rizos rebeldes son incompatibles con el resultado tan estructurado que se busca sobre la frente.

Flequillos rizados:

Si tienes el pelo rizado, seguro que siempre habrás creído que el flequillo pero déjanos decirte que ¡te equivocas!, en realidad sólo tienes que elegir bien.

Con el pelo rizado siempre es mejor que el flequillo sea largo, ya que tendrá más peso y no tenderá a subir. Además, si te lo pones de lado y desfilado le dará estructura al pelo sin dejar de conservar el toque salvaje del rizo.

Para lucir un flequillo sano, y sobre todo en melenas rizadas difíciles de domar, es necesario mantenerlo muy hidratado para que no se encrespe y usar productos que consigan darle elasticidad y los rellenen desde dentro como la gama Hidra Rizos de Garnier.

Es aconsejable que le des un look natural, de secado al aire para que los rizos tomen fuerza y estructura por si solos. Usa un poco de espuma para darle textura y un movimiento conjunto a los rizos. Además, la espuma aporta brillo al pelo.

Después de haberte desvelado cuáles van a ser los flequillos de este 2015, ¿tienes ya un claro favorito o aún tienes dudas? Si estás decidida a cortar por lo sano, puede que también te interese echar un vistazo a los cortes de pelo para este 2015…¡renovarse o morir!

También te interesará