Lectura: 3 minutos

¿Quién no se mete en Instagram y envidia las pieles perfectas de las influencers y modelos? Muchas veces pensamos que todo es cosa de photoshop. Sin embargo, por imposible que parezca, conseguir una piel radiante, unificada, sin marcas ni arrugas, no es algo reservado solo a modelos y amantes del Photoshop. ¿No nos crees? Sigue leyendo.

6 consejos para mejorar el estado de tu piel

  1. Escoge la crema hidratante adecuada… ¡si lo sabes! 
    Es muy importante saber qué tipo de piel es la tuya para poder aplicarte una hidratante que se adapte totalmente a las necesidades de tu piel. Parece un tópico, pero no salgas ni un día sin crema hidratante a la calle, ¡es como salir sin abrigo a la calle en invierno! Y, por cierto, no olvides hidratar y proteger la piel también en invierno, aunque no lo parezca el sol sigue incidiendo sobre nuestro rostro. Si te da pereza, recurre a soluciones rápidas que además dejan tu piel unificada y natural como la BB SUN con FPS 50.
  2. Bebe agua… ¡pero sin pasarte! 
    La piel necesita estar hidratada tanto por dentro como por fuera. La mejor forma de hacerlo por fuera será aplicando una crema facial. Para hidratarla por dentro, se necesitan beber al menos 2 litros diarios de agua, pero ojo, beber más de 3 litros diarios no es saludable ya que puede bajar los niveles de sodio de la sangre y afectar a tus riñones.
  3. Haz tu lista de alimentos top y de alimentos prohibidos. 
    Existen varios alimentos que favorecen el buen aspecto de tu piel: frutas como la fresa, la naranja o el kiwi aportan vitamina C que tienen que ver directamente con la luminosidad del rostro, sin olvidarnos de verduras como el brócoli, las espinacas y las zanahorias. El salmón es bueno por el Omega 3, que ayuda a luchar contra la inflamación, las arrugas y el acné. Y el chocolate con al menos un 70% de cacao también, ya que es rico en antioxidantes que ayudan a tener una piel reluciente, libre de rojeces y además protege contra el daño solar. Por otro lado, elimina de tu dieta en la medida de lo posible azúcares, bebidas alcohólicas, refrescos y embutidos por la gran cantidad de grasas saturadas que contienen y que pueden llegar a producir acné.
  4. Haz ejercicio. 
    El ejercicio ayuda a eliminar las toxinas y grasa de tu piel. Además, estimula la circulación haciendo que la piel se oxigene, y reduce el estrés, favoreciendo a que esta luzca más luminosa y descansada. Hay algunos deportes que son especialmente beneficiosos para tu piel, como el Yoga a 40 grados, que limpia y oxigena tu cuerpo eliminando las toxinas por los poros.
  5. Adopta una rutina de limpieza dos veces al día.
    Aunque creas que “si la limpiaste por la noche, total seguirá limpia”… ¡error! Durante la noche, la piel va recuperándose de todos los daños que ha sufrido durante el día. Restaura su vitalidad y se nutre de las vitaminas aportadas por las cremas hidratantes aplicadas. Pero también produce sebo, y este en cantidad puede tapar los poros y producir infecciones. Así que, por la mañana y por la noche, limpia siempre tu cara suavemente y pronto verás resultados. Puedes hacerlo fácil utilizando tu Agua Micelar favorita, ya que limpiarás además de eliminar impurezas y residuos de tu piel.
  6. Maquíllate sin que se note… y haz que lo noten.
    Ese efecto “buena cara” tan buscado. Ese “te veo algo diferente”. El secreto mejor guardado no es ningún maquillaje al alcance de solo unas pocas. El secreto se llama BB Cream, ese perfeccionador prodigioso “todo-en-uno” que, además de hidratar la piel aporta un toque de color que cubre imperfecciones y deja un tono uniforme… ¿suena a magia no? Pues en tan solo 5 minutos conseguirás un efecto #BuenaCara al instante, ¡además existen variedades específicas para pieles normales, grasas, mixtas, maduras o con imperfecciones! ¿Aún no tienes tu BB Cream favorita?

¡Sigue estos pasos y mejora el aspecto tu piel! No te arrepentirás 😉

También te interesará