Lectura: 2 minutos

Parece que sobre los cuidados de la piel está todo escrito y puede resultar confuso saber cómo debes tratar tu cara. Para ayudarte, te explicamos cuáles son los must que no pueden faltar en tu rutina de cuidado facial.

Si tienes la piel grasa, probablemente hayas sufrido la aparición de pequeños granitos en tu piel después de haber estado expuesto al sol. No te preocupes, no debes alarmarte y es posible prevenir la aparición de esta reacción. ¡Simplemente debes seguir nuestros consejos!

¿A qué se deben los granitos por el sol?

Aunque las pieles grasas son más proclives a sufrir esta reacción después de una sesión de bronceado, lo cierto es que le puede pasar a cualquier tipo de piel.

El sol suele resecar la piel y parece dar una tregua a la piel grasa que, por unos momentos, se olvida de los brillos y de la capa de sebo característica de este tipo de piel. Sin embargo, existe un efecto rebote y las glándulas sebáceas producen más sebo que puede llegar a obstruir los poros y favorecer la aparición de granitos.

¿Cómo se puede acabar con los granitos por el sol?

Aunque lo primero que pienses es que debes dejar de tomar el sol, lo cierto es que tomar el sol con precaución tiene beneficios sobre nuestra salud: ayuda a sintetizar la vitamina D y mejora nuestras defensas. Por eso los 2 pasos fundamentales son:

  • Limpieza

Mantener la piel limpia es importante durante todo el año pero en verano resulta vital. Y es que, la acumulación de impurezas, restos de protector solar y la exposición solar no son grandes amigas. Por eso, limpiarte la cara con agua micelar antes de aplicar tu protector solar favorito es una opción genial para evitar los granitos por el sol. En el caso de las pieles grasas, te recomendamos el Agua Micelar Pure Active. No solo eliminará los excesos de sebo, además matificará tu piel.

  • Protección

Como ya hemos comentado, la protección de la piel ante la radiación solar es importantísima para mantenerla saludable. Lo ideal para evitar la aparición de granitos por el sol es optar por fórmulas que se absorban rápidamente y no engrasen la piel.

La cara es una de las zonas más afectadas por este tipo de reacción y por eso el UV Gel Hidratante SPF 50+ es perfecto. Está pensado especialmente para el rostro y el escote y su fórmula no pegajosa se absorbe rápidamente como un gel pero hidrata como una crema. Y es que, una buena hidratación de la piel es importante para la regulación del sebo.

¿Alguna vez te han salido granitos por el sol? ¿Cuál es el remedio que has usado?  ¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales!

También te interesará