Lectura: 2 minutos

En nuestro día a día, estamos [email protected] a una gran contaminación debido a nuestra forma de vida tan ajetreada. ¡Respirar aire puro en las ciudades cada vez es más complicado!

Esta rutina al final llega a ser dañina para nuestros pulmones y otros órganos, donde la piel es una de las zonas más afectadas. La suciedad del ambiente cubre nuestros poros y nuestra dermis, produciendo un aspecto apagado acompañado de una sequedad y rugosidad de nuestra piel.

Una limpieza de cara diaria es imprescindible para cuidar de nuestra piel y conseguir que se conserve de la mejor forma posible con el paso de los años. Y aunque te de pereza, podrás hacerla fácilmente en un momento. ¡Sigue este paso a paso!

Paso 1: desmaquillante

Antes de tratar tu piel, debes de eliminar cualquier resto de maquillaje posible para que los posteriores productos que apliques penetren bien en ella, consiguiendo así los resultados deseados.

Tendrás que dedicarle un minuto a pasarte una toallita por tu piel preparándola, de esta manera, para el posterior tratamiento de limpieza, u probar con un algodón bañado en agua micelar desmaquillante todo en uno.

Paso 2: limpia en profundidad

Es momento de purificar tu piel con agua micelar para eliminar la suciedad de tus poros , devolviéndole su tono natural, brillo y belleza.

Tardarás como mucho dos minutos en pasar un algodón por todo tu rostro, haciendo especial hincapié en la nariz, las mejillas, el mentón y la frente, las zonas donde mayor suciedad se suele concentrar.

Paso 3: relaja tu piel con un tónico

Tras el frotado al que se ha visto sometida tu piel para la limpieza, es necesario eliminar las rojeces de tu piel y refrescarla con un buen tónico . Gracias a este producto, conseguirás que vuelva a su estado de alivio y la prepararás para la posterior hidratación.

Paso 4: hidrata tu piel

Tras haber realizado los pasos anteriores, tu piel necesita nutrirse, para esto se precisa una buena crema hidratante . Además, ten en cuenta que es el mejor momento para ponértela, ya que absorberá a la perfección todos los principios activos, estando libre de toxinas.

Puedes seguir estos pasos, o puedes probar el Agua Micelar Skin Active Sensitive que, además de ser agua micelar, es también desmaquillante, tónico y ayudará a calmar tu piel de las agresiones externas. Con ella, ¡ahorrarás tiempo sin perder efectividad en el proceso de limpiar tu piel y te vendrá perfecta para preparar tu piel para descansar por las noches!

Si te ha gustado este post, cuéntanos tu rutina de limpieza y cuáles son tus secretos para conseguir una piel sana y limpia cada día. ¡Te esperamos en nuestras redes sociales!

También te interesará