Lectura: 3 minutos

Protegerte del sol es algo de todos los días y de todas las estaciones, sobre todo en una zona tan expuesta al sol como es el rostro. Descubre porqué es importante usarlo y todas las opciones que tienes a tu alcance.

En verano no nos olvidamos de él. Pero, ¿y en invierno? O en otoño, o en primavera… Toma nota, porque proteger tu rostro del sol es algo que debemos hacer todos los días, y no es por capricho, sino porque hay varias razones para hacerlo, ya sea por salud, o por estética. Además, tienes un montón de opciones que se adaptan a tu tipo de piel y a tu estilo de vida. Si aún no lo usas, te damos unas cuantas razones para empezar a hacerlo.

Evita las manchas

Aunque hay más razones que las provocan, como anticonceptivos hormonales, embarazo y algunos fármacos, la radiación ultravioleta de los rayos solares es una de las principales razones por la que aparecen manchas en la piel. Por eso es importante nos fijemos que nuestro protector facial protege contra los rayos UVA y UVB, además de que el factor de protección solar (FPS) sea mayor a 30. ¡Y no olvides aplicarlo cada 2 o 3 horas! 

Retrasa envejecimiento de la piel

Usamos cremas anti edad e hidratantes diarios para evitar la aparición de arrugas. Pero ¿y el protector solar? Es uno de los pasos más importantes en nuestra rutina, que a veces, por las prisas o por falta de costumbre, nos saltamos. Usar un protector solar es un must, pero si quieres ir un paso más allá en la lucha contra la edad, la Crema Facial Anti-envejecimiento 50+ de Delial Sensitive Advanced, además de protegerte, contiene ácido hialurónico y Vitamina E que ayudan a suavizar las líneas de expresión.

Te dejan buena cara

Las cremas con color son un antes y un después en nuestras vidas. Y el protector solar con color aún más, sobre todo en verano que además de buscar protección extra, nos gusta tener un poquito de color. Si eso es lo que buscas, la BB Sun 50 con color de Delial es apuesta segura, porque tiene más FPS que una BB normal, por lo que además de dejarte buena cara, te protegerá todo el día. Eso sí, no se te olvide que tienes que re aplicártela si vas a estar varias horas expuesta al sol. ¡La combinación perfecta para todas aquellas a las que les gusta tener buena cara, y ahorrar tiempo por las mañanas!

Ya te has decidido, ahora sólo falta elegir cuál es el mejor para ti.

Lo primero, que sea para el rostro

Antes que nada, fíjate bien que el protector sea específico para el rostro. No vale una para el cuerpo, ya que, aunque ambas te protejan, las texturas de las cremas faciales se adaptan a los distintos tipos de piel, no obstruyen poros e incluso hay específicas para rostro y escote.

Estas de suerte, hay un protector para tu tipo de piel

Si existe un tipo de piel, existe un protector solar ideal para ella. Si tienes la piel deshidratada, busca uno que además te aporte hidratación como Delial Sensitive Advanced UV Gel hidratante 50+. Si tienes la piel grasa y los brillos son tu peor enemigo, no te preocupes, lo tuyo es una como Delial Sensitive Advanced 30 para pieles grasas y con tendencia acneica. ¡Y las dos son geniales para la piel sensible!

Dime cómo eres y te diré qué textura te va

Crema, bruma, gel, cushion, stick… hay tantas texturas como gustos. Si no te gustan los brillos o tu piel tiene tendencia a ellos, apuesta por una crema con textura ligera. Si lo que buscas es que se absorba rápido, el gel es para ti, además de dejarte la piel fresquita. Y si aún no has probado la bruma, anímate con la Bruma Hidratante de Delial que se aplica rápidamente y es genial para esos retoques durante el día.

Así que ya no hay excusa ¡verás cómo no vuelves a salir de casa sin él!

 

También te interesará