Nuestra piel es el mayor órgano de nuestro cuerpo y es la parte de nuestro aspecto físico más apreciada, por esto, se merece que la cuidemos con mucho esmero y dedicación. Para llevar a cabo una rutina que incluya los mejores tratamientos, y eso no quiere decir que tenemos que comprar los más caros del mercado, debe tenerse en cuenta los productos menos nocivos.

De esta idea nace la filosofía “no nasties”. ¿Ya has escuchado hablar de ella? Lo más probable es que aún no lo hayas hecho, así que sigue leyendo este artículo porque seguramente te interesará saber por qué seguir esta tendencia será muy beneficioso para tu piel.

Cuida tu piel apuntándote a la tendencia “no nasties”

Lo primero que debes saber es que la filosofía “no nasties” consiste en usar habitualmente en tu rutina facial productos orgánicos y libres de sustancias susceptibles de ser nocivas para la piel, ya que pueden llegar a perjudicarla notablemente. Entre estas sustancias se encuentran los parabenos, las vaselinas, los aceites minerales, los colorantes artificiales, el sulfato de sodio, los xenoestrógenos, etc.

Los productos que contienen estos ingredientes suelen dar resultados rápidos, pero a la vez están dañando la piel y debilitándola cada vez más, es algo que no se puede apreciar al instante, sino que tiene que pasar un tiempo prolongado hasta que eso ocurra y, para entonces, la piel ya estará ciertamente dañada.

Por este motivo, todas las mujeres desean alejarse lo máximo posible de ellos y, por el contrario, optar por unos productos orgánicos y más naturales.

Evita irritaciones en la piel con los productos orgánicos

Muchos productos de belleza, especialmente los que intentan combatir el acné y el envejecimiento, están compuestos por ingredientes muy fuertes que a la larga acaban resecando la tez. En cambio los productos naturales son más suaves y gentiles con la piel, puede que sus efectos no sean tan inmediatos como los otros, pero son más eficaces a largo plazo y el resultado es mucho más positivo para tu bienestar facial, ya que atacan los problemas desde la raíz. Por estas razones, los laboratorios de cosmética cada vez apuestan más por elaborar cremas, tónicos y champús con ingredientes naturales.

En Garnier, pensando en lo mejor para el bienestar y la salud de nuestras clientas, también nos estamos esforzando en crear unos productos libres de sustancia nocivas. Una de nuestras últimas creaciones es la gama Botánica de limpieza y cuidado Skin Active, una línea de cuatro productos naturales y libres de parabenos, siliconas, aceites, colorantes y sintéticos. Cada uno de ellos está orientado a un tipo de piel.

El de agua de rosas va dirigido a pieles  sensibles, el de té verde para pieles mixtas y grasas, el de miel para pieles secas, y finalmente el de aloe vera va destinado a todos los tipos de piel. Con ellos, además de limpiar profundamente tu rostro, lo protegen y lo cuidan de la mejor forma: la natural. ¡Apúntate a esta tendencia en auge y empieza a disfrutar de una piel visiblemente más sana!

También te interesará