Siempre ocurre igual, estás encantada con tu tono de pelo tras la coloración (o decoloración), pero, según pasa el tiempo el color va cambiando y comienzan a aparecer matices rojizos, anaranjados o amarillentos.

Esto es inevitable, pero, por suerte, existe un producto con el que podrás recuperar  el color que te favorece sin salir de casa. Si buscas un matizador de esos reflejos que estropean tu color, ¡el súper matizante de Olia es para ti!

 

Descubre cómo escoger el matizante de pelo que te conviene

Los matizantes de pelo, popularmente conocidos como correctores o matizadores de color, se emplean para hacer desaparecer de tu cabello los tonos indeseados.

Una vez claro el concepto, llega la primera duda, ¿cómo saber qué matizador de pelo es el adecuado? Es muy divertido descubrirlo porque el sistema se asemeja a las mezclas necesarias para crear colores con témperas o pinturas para óleo:

  • Azul. Este es el matizante que debes emplear si quieres acabar con los tonos anaranjados. ¡Tranquila! no te pondrá el pelo azul, ya que su función es otra. Esto es debido a que los matizadores no funcionan mediante la coloración sino que es producto cuyo componente principal son pigmentos del color en cuestión.
  • Verde. El mejor aliado contra los tonos rojizos del cabello.
  • Violeta. Es el matizante de pelo con el que podrás decir adiós al horroroso rubio pollo.
  • Amarillo. Devolverá a tu melena rubia la coloración dorada.
  • Rojo. Este es, sin duda, el que tiene la función más sencilla de recordar, puesto que no tiene trampa ni cartón: el matizador rojo te devuelve el color rojo o el cobrizo.
  • Marrón. Ideal si quieres mantener desde los tonos beige hasta los avellana.

 

Tips de uso del matizante de pelo

En el mercado, puedes encontrar matizantes de pelo en diferentes formatos: champú, mascarilla o acondicionador. Si no sabes cuál escoger, nosotros te recomendamos la mascarilla, ya que es el más efectivo porque te permite llegar a todos los rincones de tu melena.

Y, ¿cómo lo conseguirás? Pues, de forma muy sencilla al seguir estos pasos:

  1. Humedece tu cabello.
  2. Aplica, de forma uniforme, la mascarilla por todo tu pelo.
  3. Déjala actuar durante 10 minutos.
  4. Aclara con agua tibia o fría para conseguir un pelo más brillante.
  5. Déjalo secar.
  6. Tómatelo en serio y resérvate un rato todas las semanas para matizar tu color.

Como puedes comprobar, basta encontrar el matizador de pelo adecuado y seguir las pautas que te damos para ser la envidia de tus amigas, ahorrarte el dinero y la pereza de ir a la peluquería y, sobre todo, ¡lucir con orgullo tu cabello teñido!

Por tanto, ¿a qué esperas para pasarte al mundo de los matizantes?

También te interesará