Babylight, balayage, mechas californianas, hair contouring… El mundo de la coloración está en pleno auge. Las tendencias empiezan su recorrido en las alfombras rojas y acaban en la peluquería de tu calle, pero hay algunas tendencias que JAMÁS pasan de moda. No estamos hablando de las típicas mechas (que también), sino de los delicados reflejos.

Está técnica de coloración permanente trata de aclarar ciertas zonas de tu cabello para lucir un contraste con tu tono original. Son mucho más naturales que las mechas tradicionales y, como la natural beauty es tendencia, te contamos todo lo que tienes que saber para cuidar tus reflejos. ¡Di no al efecto naranja!

La luz para tu cabello

El nombre de ‘reflejos’ viene dado porque el efecto que se obtiene es como un rayo de sol, pero, a veces, pueden quedarte como si te hubiese caído un rayo, a secas.

Antes que nada, lo primero que tienes que saber es que los reflejos se realizan sobre el cabello natural (es una recomendación, ¡tranquilas amantes de la coloración!). Hay muchos matices en los reflejos, pero muy pocos tonos, así que, si tienes un castaño oscuro, ¡pásate a la técnica Sunlight!

Errores que NO debes cometer

¿Qué champú uso? ¿Acondicionador o mascarilla? ¿El sol aclara más el pelo? Si te has sentido identificada con todas estas preguntas, no te preocupes, porque tenemos la respuesta a tus quebraderos de cabeza.

Con estos sencillos tips que te damos, podrás evitar que los reflejos de tus sueños acaben convirtiéndose en tu peor pesadilla.

Pelo sano VS pelo dañado

Uno de los mayores errores que cometemos a la hora de optar por los reflejos es hacerlo con un pelo dañado como base. Como antes hemos dicho, los reflejos deberían hacerse en un cabello con su color natural. Además, es importante cortarnos el pelo y acabar con las puntas abiertas antes de hacernos este tipo de coloración, aunque esto debería aplicarse a todas las coloraciones. ¡Ejem, ejem!

Enemigos nº 1: sol, calor, cloro…

¿Alguna vez has oído a alguien decir ‘se me ha quedado el pelo verde’? No, no es una exageración de tu amiga drama queen. El cloro de la piscina puede provocar que se nos quede el pelo verde si tienes algún tipo de coloración. Pero no solo el cloro, el mismo sol, si no usas un buen protector para cabellos teñidos, afecta de una manera muy drástica a tu cabello, dejándolo en un tono muy anaranjado.

Otro de los problemas que nos trae de cabeza, es la sequedad que dan estos tintes permanentes. Por eso, te recomendamos evitar el uso de secadores y planchas o, por lo menos, alternarlos: un día secador, pero no te planchas el pelo o te secas al aire y luego te lo planchas…

Productos adecuados para tu coloración

Otro error básico es no usar productos específicos para el cabello teñido. Un champú normal no fija el color, ni una mascarilla nutre en la profundidad exigida para un cabello con reflejos.

Por eso, te recomendamos usar el Súper Matizante de Olia, un tratamiento de Garnier para matizar el efecto anaranjado. Además, su fórmula enriquecida con aceites florales de origen natural, ¡te dejará el pelo suave y con el color que siempre has querido!

También te interesará