Después del verano, es normal que tu cabello se resienta más y esté mucho más seco y quebradizo que en otras ocasiones. Esto se debe a que los rayos UVA del sol, la sal del mar y la brisa marina perjudican tu melena y empeoran notablemente su apariencia.

Pero puedes estar tranquila, ¡esto es normal verano tras verano! Por suerte, el pelo quemado y quebradizo puede recuperarse con unos sencillos cuidados diarios. Si deseas que tu melena recobre vida tras el sol, ¡apunta estos trucos!

¿Por qué el pelo se quema?

Además del sol, el principal agente por el que sufre tu cabello, el pelo puede dañarse tras la aplicación de planchas y secadores. La mayoría de chicas hacen un descanso cada verano y no los usan, pero otras muchas nunca se desprenden de ellos. ¡El buen tiempo es el mejor aliado para que tu pelo se seque al aire libre!

Recuerda que para evitar que el pelo se queme, es recomendable el uso de gorras y sombreros en la exposición al sol, así como aplicar algún aceite solar al menos un día a la semana para protegerlo lo máximo posible.

También es aconsejable emplear protectores térmicos no sólo para proteger tu melena del sol y del calor, sino porque también previenen el encrespamiento, reparan e hidratan tu cabello.

Pelo quemado por el sol, ¿cómo darle vida?

Aunque parezca que la única solución es cortar el pelo quemado, ¡nada más lejos de la realidad! Es verdad que un buen corte seguro que no le vendría nada mal a tu melena, pero existen otros remedios eficaces para reparar y revitalizar tu pelo en profundidad.

Lo primero de todo es hidratar mucho tu pelo a base de acondicionadores, mascarillas y cremas reparadoras destinadas a cabellos castigados. Te aconsejamos la gama Savia de Arce de Original Remedies, el remedio más auténtico para reparar el cabello dañado gracias a la savia de arce y al aceite de almendra, dos ingredientes que regeneran el cabello para un pelo naturalmente reparado, saneado hasta las puntas, suave y lleno de vida.

Asimismo, también es necesario recuperar ese ingrediente que es el responsable de que tu pelo luzca elástico y brillante, es decir, la queratina. Puedes conseguirla en numerosos acondicionadores, mascarillas, champús, etc.

La aplicación de cremas revitalizadoras es perfecta para recuperar el cabello dañado. También puedes elaborar una mascarilla en casa a base de productos naturales, como por ejemplo el aguacate, el ingrediente ideal para cabellos secos o maltratados.

Si sigues todos estos consejos, seguro que tu melena no se resentirá al sol más de lo necesario. Recuerda: hidratación, nutrición y protección capilar son las claves para evitar que tu cabello se queme en exceso tras la exposición solar.

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO