No es nada nuevo que el pelo sufre mucho cuando lo decoloramos. Si te has apuntado a las famosas mechas californianas, sí te has hecho un cambio radical de esos que no se piensan demasiado, o si lo has hecho por cubrir las fastidiosas canas sabrás de lo que hablamos.

El pelo acaba quemándose, ya que una decoloración conlleva eliminar el pigmento de la fibra y modificar la cutícula del pelo, lo que provoca que el pelo quede debilitado, reseco y sin su brillo natural.

Por suerte, ¡no todo está perdido, chicas! Porque, tal y como dice tu abuela: la naturaleza es sabia y, además, ¡está llena de ingredientes increíblemente beneficiosos para nuestro pelo! Si estás a punto de rendirte y lanzarte de lleno a tu peluquería para acabar “cortando por lo sano”, ¡STOP! Tenemos la solución para recuperar tu pelo quemado por la decoloración: Tan solo tienes que leer este artículo y volverás a lucir un pelo sano y brillante. Te lo aseguramos.

¡Bye, bye! Malos hábitos

Tras un tratamiento tan agresivo como una decoloración, es muy importante mimar nuestro pelo de manera especial. Por eso, hay que romper rutinas que quizás sean sagradas para ti, pero que dañarán (aún más) tu pelo.

  1. Evita los productos con parabenos

Seguramente hayas oído hablar de los dichosos parabenos… Muchos de los productos llevan este ingrediente que sirve como conservante, pero no deja de ser un agente químico que daña nuestro cabello y lo reseca. Justo todo lo que queremos evitar en un pelo tan sensible tras la decoloración.

  1. ¡Dale un respiro al secador (y a las planchas)!

Muchas estaréis gritando y queriendo huir de este artículo. Tranquilas, no estamos hablando de tirar el secador y las planchas por la ventana del baño, pero sí de reducir su uso. Si estás planchándote el pelo continuamente y secándolo, estás favoreciendo ese “efecto paja” que ya de por sí nos puede dar una decoloración.

Además, la exposición continua al sol también provoca que el pelo se reseque, por lo que es esencial proteger nuestro cabello usando gorras, sombreros, pañuelos… ¡o pasarte a los aceites! En concreto hay uno que es perfecto para los cabellos decolorados ¿Adivinas cuál?

  1. Descubre el aceite de Argán

El aceite de argán, el oro líquido de países árabes como Marruecos, se ha convertido en un básico beauty para todas. Gracias a su alto contenido en ácidos grasos, como el omega 6, y agentes antioxidantes, como la vitamina E, el aceite de argán es el salvavidas definitivo para los cabellos decolorados.

¿Quieres sentir sus propiedades en primera persona? Prueba la nueva gama de Original Remedies Elixir de Argán. Le estarás dando a tu pelo la nutrición y el brillo que tanto necesita. Ya sabes, ¡antes de cortar, pásate a Garnier!

También te interesará