Lectura: 2 minutos

Las personas con el pelo rizado viven constantemente en la búsqueda de los rizos perfectos. Si estás a punto de desistir, no lo hagas: es más sencillo de lo que parece si sigues este manual.

Si cierras los ojos e imaginas cómo serían unos rizos perfectos, seguro que todos imaginamos lo mismo: unos rizos definidos, nutridos, elásticos y con movimiento. Aunque tenerlos así te parezca tan inverosímil como encontrar un unicornio, si sigues los pasos adecuados y si aplicas alguno de los truquitos que te vamos a descubrir, ya verás que no es tan difícil.

  • Si quieres rizos definidos, desenrédalos

El apelmazamiento es el peor enemigo de los rizos, por eso es importante desenredar bien la melena para que los rizos se mantengan definidos. El mejor momento es hacerlo en la ducha, con el pelo aun húmedo para evitar que se rompa el pelo. Lávate con el Champú Nutri Rizos para comenzar tu viaje hacia los rizos perfectos. Después, aplícate la mascarilla y separa los rizos con tus dedos mientras hace efecto.

  • Nutre tus rizos

La hidratación es vital en la salud del pelo rizado. Si no quieres ver tu pelo encrespado ni apagado, dale un boost de hidratación. Puedes hacerlo con la Crema sin Aclarado Nutri Rizos que, además de no necesitar aclarado, es perfecto para mantener el pelo rizado y ondulado nutrido. Su fórmula con aceite de pistacho permite despedirte durante 96 horas del encrespamiento así que no habrá día lluvioso que se te resista.

  • ¿Rizos elásticos? ¡Acondiciónalos!

Si buscas tener unos rizos perfectos, deberás seguir la rutina de cuidado de pelo rizado perfecta. Por eso, no debes olvidar aplicar el Acondicionador Nutri Rizos  después de lavarte el pelo. Su fórmula con pectina de fruta ayuda a definir los rizos y mantenerlos con el movimiento que siempre quisiste.

  • Seca con cuidado

Como ya hemos comentado, la hidratación es la mejor amiga de los rizos perfectos. Por eso, debes mantenerlo alejado de fuentes de calor extremo como las planchas o el secador que pueden deshidratarlo y dejarlo sin vida. Para secar el pelo, deberás retirar el exceso de agua con la ayuda de tus manos en la ducha. Después, enrolla una toalla de microfibra – son más delicadas con la melena y corre menos riesgo de romper el pelo- alrededor del pelo. El pelo quedará igual de seco y los rizos se mantendrán más definidos.

Ahora que conoces cuáles son las claves para conseguir los rizos perfectos que siempre buscaste, queremos saber qué te han parecido. ¿Conoce algún truco más para tener tu pelo rizado cuidado? ¡Comparte tus consejos con nosotros en nuestras redes sociales!

También te interesará