Lectura: 2 minutos

Cada tipo de piel debe seguir una rutina diaria adecuada. Si tienes la piel grasa, sigue estos sencillos pasos para tener la piel perfecta sin necesidad de complicarte de más.

Las pieles grasas producen más sebo que el resto por lo que hay que seguir unos cuidados concretos para equilibrar la piel, matificarla y controlar la aparición de granitos. ¡Son solo 4 pasos!

  • Exfolíate

Las pieles grasas suelen tener tendencia acnéica debido a la acumulación de grasa en los poros. Por eso, la rutina diaria debe comenzar con una exfoliación, al menos una vez por semana. Con este paso, podrás eliminar las células muertas de la piel para evitar que los poros se obstruyan y aparezcan los temidos granitos.

Para ello, puedes usar el Exfocepillo de Pure Active. Su cabezal con fibras ultra suaves te facilitará la exfoliación y te dejará la piel lista para seguir con tu rutina de cuidado.

  • La limpieza es fundamental

En las pieles grasas, la limpieza es un paso muy importante para mantenerla libre de impurezas y equilibrar la producción de sebo. Para ello, es importante elegir un producto específico para pieles grasas, así tendrás la seguridad de que cumpla con las necesidades de tu piel.

Deberás limpiarte la cara tanto por la mañana como por la noche, para eliminar restos de maquillaje y la suciedad que pueda quedar en la piel. Para ello, te proponemos el Limpiador 3 en 1 de Pure Active, para pieles mixtas con imperfecciones. La arcilla de su fórmula purifica la piel y su efecto matificante dejará tu cara libre de brillos.

Para una limpieza más profunda, puedes pasar un disco de algodón empapado en el Agua Micelar de Pure Active por la cara. Sus micelas atraparán cualquier resto de suciedad que el jabón no haya podido quitar y tu piel quedará completamente matificada.

  • Disfruta de tu #MomentoMascarilla

Con la piel limpia, el siguiente paso es aplicar una mascarilla. Este paso lo puedes hacer una vez a la semana y regalarte un momento de relax. Como el Limpiador de Pure Active es 3 en 1, puedes usarlo también como mascarilla. Si prefieres las mascarillas de tela, te recomendamos la Mask Tissu Hydra Bomb Matificante. Colócate la mascarilla y relájate durante 15 minutos. Después sentirás tu piel hidratada, con los poros más pequeños y ¡sin brillos!

  • ¡Hidrata!

Aunque se suela pensar que no se debe echar crema hidratante para no añadir grasa, la realidad es lo contrario. Lo ideal es usar un producto pensado para pieles grasas y no comedogénico para evitar brotes de acné. Si no se hidrata la piel, producirá más grasa por lo que siguiendo este paso, la producción de sebo se regulará.

Siguiendo esta rutina diaria, tu piel notará un cambio. Es importante que seas constante para que tu piel pueda equilibrarse y que notes la diferencia.

¿Y tú? ¿Tienes la piel grasa? ¿Qué rutina sueles seguir? ¡Compártela con nosotros en nuestras redes sociales!

También te interesará