Lectura: 2 minutos

Por mucho que cuides tu piel, hay algunas rutinas que pueden afectar a su estado. Si quieres saber cuáles son y cómo cuidarla, ¡sigue leyendo!

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y está expuesto a muchos factores externos que pueden tener consecuencias sobre su estado. Por eso, debes conocer qué comportamientos de cada día pueden tener un impacto sobre la salud de tu piel. Así, aprenderás a tener una rutina de cuidados de la piel perfecta.

¡Cuidado con lo que comes!

Una alimentación sana es clave para mantener la salud de la piel. Por eso, debes intentar evitar los alimentos malos para la piel como las grasas saturadas, presentes en la comida basura, si no quieres que tu piel reaccione a la mala alimentación. Este tipo de comida suele ser el origen de la aparición de granos y un exceso de grasa en la piel. En su lugar, opta por el pescado azul que contiene Omega 3, una grasa “buena”, que mejora la apariencia de la piel. Tampoco olvides incluir en tu dieta frutas y verduras ricas en antioxidantes, como las espinacas y las naranjas, para proteger a tu piel de los radicales libres.

Hidrata siempre

Una hidratación intensa es vital para que la piel se mantenga perfecta. Además de aplicar tu crema hidratante favorita, que se ajuste a tu tipo de piel, también debes hidratar la piel desde dentro. Esto se consigue bebiendo mínimo 2 litros de agua al día y comiendo alimentos ricos en agua como la sandía y el pepino. En unos días, notarás la diferencia y tu piel se sentirá más elástica e iluminada.

La hidratación de la piel es muy importante así que olvídate de falsos mitos como que no se debe hidratar la piel grasa. En realidad, este tipo de piel genera un exceso de sebo para compensar la falta de hidratación por lo que, aplicando crema hidratante, se equilibrará la producción de grasa.

Descansa, tu piel lo agradecerá

Aunque nuestras ajetreadas rutinas muchas veces nos impiden descansar correctamente, debemos tratar de respetar nuestras horas de sueño. Y es que es por la noche que la piel se regenera por lo que debemos darle tiempo para esto. Además, seguro que odias amanecer con ojeras, ¿no? Duerme 8 horas al día y además de sentirte más descansada, te verás con mejor cara. Pruébalo, seguro que no te arrepientes.

¿No mimas tu piel?

Como hemos dicho antes, la piel es el órgano más grande del cuerpo y se merece sus cuidados. Por eso, debes olvidarte de exfoliar con agresividad o usar productos que la agredan. Esto sólo puede provocar rojeces, heridas y que aparezcan imperfecciones. En su lugar, opta por productos adecuados a tu tipo de piel y aplícalos con suavidad. Por ejemplo, si lo que quieres es retirar los puntos negros, elige el Gel Carbón 3 en 1 de Pure Active. Te despedirás de los poros con impurezas y los verás completamente purificados. Solo tenemos una piel así que ¡cuidémosla!

Sabemos que te preocupas por cuidar tu piel pero seguro que en algún momento la has notado peor. Con estos consejos sabrás qué debes hacer para que esté perfecta siempre. ¿Cómo cuidas tu piel? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales!

También te interesará