Descubre más de esta filosofía “sin desperdicio” y qué puedes conseguir con ella. ¡Súmate al movimiento!

El excesivo consumo de plástico se ha convertido en uno de los grandes problemas de la actualidad. Países como España se han propuesto poner remedio enfrentándose al gran reto de vivir en un mundo sin plástico.

A pesar de que “Zero Waste” nació y consiguió sus primeros adeptos en Estados Unidos, este movimiento está calando entre los españoles que han decidido sumarse a la causa. Y es que, en un mundo en el que se producen más de 3,5 millones de toneladas de plástico y residuos sólidos al día, hay quien tiene sus motivos pare creer que estamos a tiempo de frenar esta situación y utilizar los recursos del planeta de una manera sostenible y equilibrada.

Antes de contarte en qué consiste el movimiento Zero Waste, es importante tener en cuenta que hablar de basura es referirse a todo aquel residuo inservible y material no deseado que se desecha. Y lo que defiende el movimiento Zero Waste es identificar aquella parte del embalaje que puede ser prescindible para suprimirlo y, reducir de este modo, el desecho de plástico no reciclable y contaminante.

El objetivo es reducir al máximo la generación de basura y es mucho más sencillo de lo que imaginas.

¿En qué consiste este movimiento?

El movimiento Zero Waste se sustenta en 3 principios básicos:

  • REDUCIR: Antes de comprar algo, piénsatelo dos veces y asegúrate de que realmente lo vas a utilizar. Por ejemplo, si quieres preparar una ensalada, compra la verdura a granel y evita la embalada. Seguro que es más fresca y evitarás generar basura adicional.
  • REUSAR: Súmate a la tendencia del reutilizar y alarga el ciclo de vida de los materiales. Si desechas bolsas o embalajes, piensa si les puedes dar un segundo uso antes de tirarlos a la basura. Para ello, la mejor solución es llevar a la compra bolsas de tela. De esa manera no consumirás las bolsas de plástico y podrás reutilizar la misma una y otra vez. ¡Así de fácil!
  • RECICLAR: El cambio empieza desde tu casa, con un gesto san simple como separar la basura. En el contenedor azul, papel y cartón, en el verde, el vidrio, en el amarillo, los envases y en el gris, lo orgánico. Con lo fácil que es, ¿aún no reciclas?

¿Qué podemos conseguir?

Si la mayoría de las personas adoptásemos el movimiento “Zero waste” o residuo cero como forma de vida, podríamos reducir considerablemente el impacto medioambiental y dejar un mejor legado a las nuevas generaciones.

En Garnier somos conscientes de la importancia de este movimiento, por eso nuestros envases son eco friendly, es decir, nos comprometemos con el medio ambiente, ya que están elaborados con un 25% de plástico reciclado, son 100% reciclables y se fabrican en fábricas comprometidas con el desarrollo sostenible.

 

También te interesará