Lectura: 2 minutos

!Siempre solemos escuchar que algunos ingredientes que están presentes en ciertos productos faciales y capilares como por ejemplo los sulfatos, las siliconas y los parabenos, son perjudiciales para la salud, pero la realidad es que todos estos ingredientes son considerados seguros por la reglamentación y cada uno de ellos tienen su función en tus cosméticos: los sulfatos para la limpieza, las siliconas para la suavidad y los parabenos para conservar tu producto en buenas condiciones.
De todas formas si quieres saber más sobre ellos y te sientes identificada con lo anterior, ¡no te preocupes! porque en este post te especificamos todas sus características y qué es lo que tienen de pernicioso para el bienestar total de tu melena. ¡Descúbrelo!

Sulfatos, una potente acción limpiadora

Los sulfatos están presentes en la gran mayoría de los productos de higiene personal, como la pasta de dientes, los champús y los jabones de baño. Su tarea principal es limpiar, por lo que son muy eficaces a la hora de disolver la suciedad y los aceites del cuerpo y del cabello. También son los responsables de crear la espuma en tu melena al lavar la cabeza, algo que suele gustar a la mayoría de la gente porque se asocia con una limpieza profunda del cabello.
En algunas ocasiones, cuando se tiene el cabello más fragilizado o se ha realizado un tratamiento en peluquería, se suelen elegir productos con ingredientes limpiadores más suaves”
¿Cómo saber si un champú lleva sulfatos? Se puede localizar en las etiquetas como Sodium Laureth Sulfate o Sodium Lauryl Sulfate, estas son las dos opciones más comunes.

 

Los parabenos, los conservantes de la cosmética

 

Los parabenos funcionan como conservantes, debido a que proporcionan protección contra los microorganismos durante la vida del producto. Si un producto no contiene conservantes se deteriorará más fácilmente y podría incluso perder su efectividad.

¿Cómo saber si un producto lleva parabenos Se pueden identificar en las listas de ingredientes que figuran en el etiquetado de los envases con nombres acabados en –PARABEN, como: methylparaben, propylparaben, butylparaben o benzylparaben.

Siliconas, suavidad y facilidad de peinado

Podemos encontrar dos tipos de siliconas: las que son solubles al agua y las no solubles, éstas últimas son las más comunes. En la gran telaraña de Internet se han sucedido numerosos artículos aseguran, por ejemplo, que las siliconas son malas porque dejan restos en el pelo, formando así una película impermeable que no deja traspasar otros agentes hidratantes que son necesarios para el buen cuidado del cabello. Además de esta teoría existen otras muchas, todas ellas sin datos científicos que las respalden, pero la realidad es que las siliconas aportan beneficios sensoriales tanto a la piel como al cabello: facilidad de aplicación, suavidad y brillo.

Se puede encontrar en las listas de ingredientes que figuran en las etiquetas con diversos nombres, algunos de ellos son: Cyclomethicone, Cyclopentasiloxane, Amodimethicone, Dimethicone, Dimethiconol o Siloxane.
Ahora que conoces más sobre los sulfatos, siliconas y parabenos y su función en tus cosméticos podrás elegir mejor qué producto te conviene más en cada momento según los resultados que busques obtener.
Lo ideal es optar por un punto medio y usar un poco de todo en tu melena, para ello te recomendamos las gamas de Original Remedies. Gracias a sus recetas enriquecidas con ingredientes de origen natural, todos los productos cuidarán tu pelo tanto a corto como a largo plazo. ¡Elige la gama que mejor se adapte a tu melena y empieza a disfrutar de un pelo bonito y visiblemente más sano!

También te interesará