Si envidias el cutis de las mujeres coreanas y japonesas, ¡estás de enhorabuena porque conocemos una de sus técnicas de belleza más efectivas! ¿A cuál nos estamos refiriendo?
A la técnica Jamsu que, quizá te suene a chino, pero se trata de una novedad que está causando furor entre las mujeres europeas.

Es evidente que los trucos de las mujeres orientales con su rostro terso y sin imperfecciones nos tienen fascinadas. Si quieres saber en qué consiste esta técnica, cómo se emplea y todas las claves necesarias para tu bienestar facial. ¡No dejes de leer este artículo!

¿En qué consiste la técnica Jamsu?

Es una técnica muy fácil de realizar. Solo necesitas agua y un bol amplio para sumergir tu cara. Simplemente, se basa en introducir el rostro en un bol de agua fría para que el maquillaje diario dure más y luzcas una piel más suave.

En primer lugar, debes limpiar tu rostro e hidratarlo; y después tienes que aplicar la base de maquillaje que utilices normalmente, o emplear tu BB Cream, y tu corrector habitual de ojeras e imperfecciones. Después extiende polvos traslúcidos o matificantes por toda la cara, también valen polvos de talco (hasta dejar la cara prácticamente blanca).

En segundo lugar, debes echar agua (lo más fría posible) en un recipiente lo suficientemente grande para que quepa tu cara en él. Y, por último, sumerge la cabeza en el agua hasta que todo el rostro quede bien cubierto, sin llegar a introducir  las orejas. Aproximadamente, deja tu cutis dentro unos 15-30 segundos. Recomendamos una cinta para que el cabello no se moje.

A continuación, con una toalla limpia debes aplicar unos pequeños toques en tu rostro para secar el agua, sin restregar, pero ¡tranquila! porque la base de tu maquillaje no correrá ningún peligro.

La  técnica Jamsu: ideal para fijar el maquillaje y evitar las imperfecciones

Después de haber realizado esta técnica, tu rostro se verá mate, suave y con pocas imperfecciones. A simple vista, tu piel lucirá muy aterciopelada.  Además, incluso hace más fácil aplicar el maquillaje en los ojos y los labios.

Pero, ¿por qué esta técnica coreana tiene que realizarse con agua fría? te preguntarás. Una temperatura baja ayuda a suavizar la piel, minimizar los poros y a promover la buena circulación sanguínea.

Si realizas esta técnica, al menos, dos veces por semana, notarás tu cutis mucho más suave, sedoso y agradable al tacto.

Aun así, si no tienes tiempo para seguir esta rutina facial de forma habitual, un producto ideal que hidrata y protege el cutis de todas las agresiones externas es la Bruma Hydra Bomb una bruma protectora que podrás llevar cómodamente en el bolso y podrás aplicártela en cualquier lugar presionando tan solo un botón. ¿Increíble, verdad? ¡Estar completamente bella, nunca había sido tan sencillo!

También te interesará