Lectura: 3 minutos

El último grito en tendencias de cosmética es la piel ‘glass skin’, tan jugosa que parece cristal. ¿Te atreves a llevar esta tendencia? ¡Así puedes hacerlo!

Como la mayoría de tendencias ‘beauty’, la que más furor está causando últimamente también llega de Corea. Se trata de la tendencia ‘glass skin’ o piel de cristal y consiste justo en lo que te esperas: una piel tan perfecta y brillante que parece envuelta en vidrio. Así, se busca una piel sin poros, extrajugosa y tan suave como la piel de un bebé. Todo con un acabado ‘glow’ que puede dar incluso una sensación de piel mojada. ¡No nos extraña que se haya convertido en una de las opciones más deseadas del mundo beauty!

Aunque esta tendencia puede verse apoyada en maquillaje, el paso más importante para conseguir este look es el cuidado de la piel. Las coreanas son expertas en el cuidado facial y siguen larguísimas rutinas diarias que pueden incluir hasta 12 pasos y esta es, sin duda, la clave para conseguir la tendencia ‘glass skin’. Sigue estos pasos para sumarte a una de las tendencias más llamativas de la temporada.

  • Comienza limpiando

Como con cualquier look, la limpieza de la piel es muy importante y supone la clave para crear una base de piel perfecta: limpia y cuidada.

Para ello, coge una pequeña cantidad de tu gel limpiador favorito y masajéalo sobre la piel húmeda hasta crear espuma. Nosotros te recomendamos el Gel Limpiador Detox de Lemongrass de Garnier BIO que permite atrapar la suciedad, la grasa y los restos de polución fácilmente sin resecar la piel.

  • ¿Exfoliante? Sí, pero con cuidado

En la tendencia ‘glass skin’ no hay hueco para ningún tipo de imperfección. Por eso, no solo debes eliminar la suciedad, también debes retirar las células muertas de la piel. Para ello, la exfoliación es la mejor manera. Eso sí, no debe ser agresiva para no dejar irritada la piel.

Una opción perfecta es aplicarte el limpiador con la Esponja Exfoliante de Konjac que te ayudará a limpiar en profundidad la cara mientras exfolias suavemente la piel. Está recomendada incluso para pieles sensibles así que no debes preocuparte por quedarte con la cara roja después de haber seguido este paso.

Después, deberás aclararte con agua tibia para retirar cualquier resto del producto limpiador y secarte la cara con una toalla. Recuerda hacerlo con suaves toquecitos, nunca arrastrando para no enrojecer la piel y agredirla.

  • Hidrata a tope

La base de la tendencia glass skin es una piel sana, cuidada, jugosa y, sobre todo, hidratada así que si buscas dominar este look, no puedes pasar por alto este paso. Después de haber limpiado el rostro, puedes aplicarte tu sérum favorito. Este tipo de producto está pensado para hidratar las capas más profundas de la piel y prepararla para recibir una hidratación más densa. Aplícalo a toquecitos para activar el riego sanguíneo de la piel y eliminar así cualquier signo de cansancio.

Luego llega el paso de la crema hidratante que deberás aplicar con un masaje hasta su completa absorción. Lo mejor para desinflamar el rostro es hacerlo con movimientos ascendentes y hacia afuera para estimular el sistema linfático y prevenir la acumulación de líquidos. Te recomendamos hidratar con la Crema Hidratante Equilibrante de Lemongrass que te dará una sensación de frescor de lo más agradable.

  • Dale un boost de hidratación y brillo

Ya hemos dicho que la hidratación es clave para conseguir este look con acabado jugoso. Para matar dos pájaros de un tiro, puedes aplicarte un producto hidratante con textura de aceite que añadirá un plus de hidratación a tu piel mientras deja un acabado ‘glow’ en el rostro. Prueba el Aceite de rostro reafirmante de lavanda de Garnier BIO que, con su fórmula ilumina todo tipo de pieles.

  • Perfecciona el look

Para acabar este look de ‘piel perfecta’ puedes ayudarte de un corrector para camuflar aquellas imperfecciones que puedan aparecer en la piel. Si tienes las ojeras marcadas, aplícate una pequeña cantidad y difumínalo a toquecitos con el dedo anular. Gracias al calor de tu piel, el producto quedará completamente difuminado y el acabado será de lo más natural. Si tienes algún granito en la piel, sigue el mismo proceso para conseguir la piel perfecta que buscas.

Si aún no conocías la tendencia glass skin, seguro que este paso a paso te ayuda a conseguir un look así. Si pruebas este tutorial, ¡queremos ver el resultado! Etiqueta a @garnier_es en tus fotos en redes sociales para que veamos tu dominio de esta tendencia coreana.

 

También te interesará