Lectura: 2 minutos

Aunque es en verano cuando solemos preocuparnos más por la aparición de manchas en la piel, lo cierto es que debemos prestarle atención todo el año. Aquí te contamos los distintos tipos que existen para que puedas aprender un poco más sobre tu piel. 

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y como tal, sufre variaciones y se ve afectado por diferentes factores. Por eso, la aparición de manchas en la piel es algo natural aunque debe ser revisada siempre y anualmente por un dermatólogo. Pero, ¿qué tipos de manchas en la piel existen? ¡Descúbrelos!

  • Pecas

Son manchas pequeñas y de color marrón claro y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque en el puente de la nariz es la zona más habitual. Su origen puede ser genético o una simple respuesta a la exposición solar.

No suponen ningún tipo de peligro y, aunque unos años atrás no se consideraban estéticamente bonitas, en los últimos tiempos se han puesto de moda. Tanto, que algunas personas deciden maquillarse con pequeños puntos para simular que son orgullosos portadores de pecas. Así, consiguen un look de lo más naïf y natural.

  • Lunares

Su origen es la acumulación de melanocitos, la célula encargada de la producción de la melanina. Existen de muchos tipos y es habitual que todas las personas los tengan. Aunque por lo general suelen ser benignos, es importante vigilar cualquier cambio de color, volumen o textura y acudir al dermatólogo para que los revise periódicamente. ¡Es mejor prevenir que curar!

  • Manchas de edad

El paso del tiempo tiene consecuencias en la piel, no solo en la aparición de arrugas y líneas de expresión. Además, pueden aparecer manchas también conocidas como “léntigo solar”. Habitualmente son de color canela y planas y no suelen acarrear problemas más que estéticos. Aun así, debes acudir a un médico para que las vigile.

  • Manchas del sol

Este tipo es también conocido como “léntigo solar” y solo se diferencia del anterior tipo por su origen que, en lugar de tener que ver con la edad, está relacionado con la exposición solar. Suelen aparecer habitualmente en zonas expuestas al sol como la cara, el escote o las manos.

La mejor manera de prevenir la aparición de este tipo de manchas es la protección solar que debemos tener en cuenta cada día. Para que no te dé pereza aplicarte una crema protectora cada mañana, es importante que elijas una fórmula que se adapte a tus gustos. El UV Gel Hidratante SPF50+ se absorbe como un gel mientras hidrata la piel. Además, puede aplicarse antes del maquillaje por lo que se convierte en el producto perfecto para incluir en tu rutina de cuidado facial mañanera. 

Esperamos que hayas aprendido un poco más sobre los tipos de manchas que pueden aparecer en la piel. Aunque no siempre suponen un problema de salud, debes tener precaución al tomar el sol y, sobre todo, acudir regularmente al dermatólogo para que te revise el estado de tu piel. ¿Sueles acudir al dermatólogo? ¿Conocías estos tipos de manchas en la piel? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales!

También te interesará