Lectura: 3 minutos

Las trenzas siempre son una opción perfecta a la hora de peinarse que nunca abandona la tendencia. Si buscas inspiración para trenzarte el pelo, ¡aquí tienes nuestros consejos!

Cuando nos peinamos cada día, podemos caer en una rutina aburrida en la que siempre llevamos el mismo peinado. Las trenzas se convierten en una opción perfecta para dar un nuevo aire a la melena y romper con el aburrimiento. Aquí te descubrimos cuáles son las trenzas de moda para que innoves en tu día a día. ¡Apúntate a la tendencia!

  • La trenza básica no falla

Aunque te resulte demasiado sencillo, la trenza básica o inglesa es un must a la hora de peinarse y se convierte en un peinado de lo más versátil. Para ello, simplemente tienes que separar el pelo en tres cabos y trenzarlos como harías habitualmente: cruza el de la derecha por encima del central y repite con el otro lado. Lo mejor de este peinado es que en función de lo tirante o suelta que dejes la trenza, el resultado será completamente diferente. Una vez hayas acabado, puedes decorarla con pequeñas flores para conseguir un look más boho chic. ¿Quién te iba a decir que el peinado de tu infancia se reinventaría así?

  • Recoge tu melena con una trenza de raíz

Este tipo de trenza supone un ‘upgrade’ de la trenza básica y da un estilo más sofisticado. Además, aporta un extra en la fijación a la hora de recoger el pelo y es perfecta para lucir en eventos más serios. Hacerte este tipo de peinado requiere un poco más de maña pero no te preocupes: con la práctica conseguirás que te quede perfecta.

Para ello, separa la parte frontal de la melena y divide la sección en 3 cabos, dejando el resto de la melena suelta. Después, comienza a trenzarlos con normalidad y ve añadiendo mechones finos de los laterales al mechón que trenzas.

Repite los pasos hasta que llegues al final de la melena y conseguirás una trenza de raíz perfecta. ¡Verás que es más fácil de lo que creías!

  • Las trenzas de boxeadora siguen siendo top

Hace un par de años, las trenzas de boxeadora se convirtieron en una de las mayores tendencias de peinados. Aunque pensábamos que sería una tendencia pasajera, lo cierto es que han venido para quedarse y no nos han abandonado. Estas trenzas, también conocidas como trenzas holandesas, se basan en la trenza de raíz. Para ello, debes hacerte la raya a la mitad y separar la melena en dos mitades. De cada lado, debes coger una pequeña sección en la parte frontal y comenzar a trenzar. Para que la trenza quede con volumen sobre el resto de la cabeza, deberás pasar los mechones por debajo en lugar de por arriba, como sueles hacer con otro tipo de trenzas. Ve añadiendo mechones según avances y, cuando llegues a la nuca, sigue trenzando sin añadir más pelo hasta que llegues al final del mechón.

Aquí tienes un vídeo- tutorial para que puedas seguir fácilmente el paso a paso.

  • Las trenzas de espiga, la opción más elegante

Este tipo de trenza es un peinado más elaborado pero que, con un poco de práctica, podrás dominar. Para conseguirlo, deberás separar el pelo en dos mechones iguales. Después, deberás coger mechones finos de cada lado y cruzarlos para después juntarlos con el otro mechón. Ve repitiendo ese paso, alternando los lados. Piensa que cuanto más finos sean los mechones que añades, más elaborada y bonita quedará la trenza.

Si aún dudas de cómo conseguir este peinado, aquí tienes un vídeo que te ayudará.

Para que las trenzas queden perfectas, es importante que tu melena esté hidratada. Para ello, te recomendamos la mascarilla Hair Food Aloe Vera que hidrata profundamente tu pelo dejándolo suave. Lo mejor, es que al no necesitar aclarado, puedes aplicarlo justo antes de trenzar el pelo. Conseguirás que el agarre sea mayor y que la trenza quede más definida. ¡Te enganchará!

Ahora que conoces cuáles son las trenzas de moda, seguro que te apetece probar a hacértelas. Nosotros queremos ver el resultado así que, ¿por qué no compartes tus fotos con nosotros etiquetando a @garnier_es en tus redes sociales? ¡Seguro que están perfectas!

También te interesará