Tener un pelo con volumen y ondas no tiene por qué ser un drama a la hora de arreglarse. Al contrario, ¡se le puede sacar mucho partido y ser muy divertido!

El pelo rizado es símbolo de personalidad y fuerza. A la hora de hacer peinados, si sabes cómo manejarlo, marcarás la diferencia sin necesidad de planchas, secadores y otros utensilios dañinos para tu cabello.

Si tienes una boda de día próximamente y tienes el pelo lleno de rizos, no puedes pasar por alto las siguientes ideas de recogidos que te presentamos, ¡sacarán el mejor partido de tu melena de leona!

El moño alto

El moño es un clásico. Si quieres ser la más elegante del evento, no dudes en optar por este peinado, sobre todo si tu vestido es muy pomposo en la parte superior. De esta forma, conseguirás resaltar el corte y también tu maquillaje.

La clave para que este peinado luzca con tu melena es recogerla en un moño, dejando a la vista tus rizos en un moño alto, a la altura de la coronilla. Sencillo, práctico, cómodo y favorecedor.

Como puedes ver, tu pelo es lo que hace diferente este peinado tan común. Para las más atrevidas, os proponemos dejar unos mechones sueltos por delante para dotar al look de más personalidad.

Coleta de lado

Para aquellas que opten por llevar un vestido de palabra de honor es ideal. Dejarás un hombro al descubierto y, sobre el otro, dejarás caer tu bella melena con ondas convirtiéndose en el mejor accesorio que podrás llevar.

Para este peinado, tan solo tendrás que recoger tu cabello con un coletero bonito hacia el lado que más te guste y dejarlo caer por tu pecho. Se recomienda que tengas el pelo algo largo para que luzca más bonita la cascada de tus rizos sobre tu hombro.

Para darle un toque más desenfadado y natural, deja suelto un mechón sobre tu cara en el lado contrario donde te has hecho la coleta. Con este recogido ¡serás la invitada más sexy de la boda!

El Moño bajo

Este recogido da mucho juego puesto que puedes recoger tu cabello con un coletero justo en la nuca, o apostar por desplazarlo un poco hacia los lados para hacerlo más personal.

Es genial para esos vestidos en los que se deja un hombro al descubierto, puesto que le dan total visibilidad al corte del vestido. Te aconsejamos que dejes dos mechones a cada lado del cabello dejándote así, la raya al medio.

Otro de los trucos para que este peinado luzca más es hacer el moño sin mucha tensión, dejándolo un poco suelto, destacando el movimiento de tus ondas en cada paso.

Ahora que ya conoces los tres recogidos más “trendy” del momento para las bodas, no olvides que antes de peinarte, debes aplicarte un producto acorde a las características de tu pelo para potenciar tus rizos y que se vean brillantes e hidratados.

De nada sirve un peinado bonito si tu pelo está opaco, rígido y sin movimiento. Por ello, te proponemos que utilices la espuma hidra-rizos de Fructis que presenta diversas variantes dependiendo del acabado que busques: rizos más marcados, efecto mojado o incluso rizos perfectos, ¡tú eliges!

Con estas ideas y echando mano de la espuma hidra-rizos, atraerás todas las miradas y podrás presumir de pelazo.

También te interesará