Además de las cenas, las comidas, las celebraciones y los actos familiares típicos que se presentan en estas fechas navideñas, ¡seguro que muchas de vosotras tenéis pensado alguna actividad diferente! Por ejemplo, pasar el día en la nieve esquiando con vuestros seres queridos.

Si es así, es importante que ese día tengas muy en cuenta la protección solar. A día de hoy, seguro que eres consciente de la enorme importancia que tiene protegerte del sol de una manera adecuada en cualquier época del año, pero, sobre todo, en verano, en invierno y en la nieve.

¿Por qué existe un mayor peligro de radiación solar en la nieve?

Sí, seguro que ya lo sabías, existe un mayor peligro de radiación solar en la nieve. Hay varios factores físicos que hacen que tu piel en la montaña reciba más rayos del sol.

  • El motivo primordial es la altitud. En este caso, estás mucho más cerca del sol si estás en la montaña, lo que provoca que la atmósfera absorba menos rayos UV, es decir, existe un mayor riesgo. De hecho, cada 300 metros de altura, se dice que el riesgo de quemaduras se incrementa en un 4 o 5%.
  • Otro motivo es que la nieve, al reflejarse los rayos del sol, actúa como un espejo, lo que estimula una mayor radiación solar y un riesgo superior. En el caso del agua del mar también ocurre este efecto rebote, recuerda para verano.
  • Asimismo, además de la magnitud de los rayos solares, las bajas temperaturas, el aire y el viento habitual en las zonas de montaña, provoca que nuestro cutis esté mucho más seco y deshidratado, por lo que una adecuada crema de protección solar es más que necesaria.

¡Sigue estos consejos de protección solar!

Además, es interesante que sepas qué zonas del cutis son las más expuestas al sol y, por tanto, tienen que estar más protegidas. Estas zonas son las que los dermatólogos denominan acras (punta de nariz, orejas y labio inferior) son las que hay que cuidar con una mayor atención.

Los mejores protectores para esquiar o realizar snowboard deben cumplir una serie de requisitos básicos. En primer lugar, es esencial que utilices un protector solar adecuado para condiciones extremas, si puede ser, que sea una crema que haya sido creada específicamente para deportistas, resistente al agua y al sudor. En este sentido, recomendamos utilizar la crema Delial UV Sport, ideal para una protección del rostro perfecta. Una crema testada al 100% en deportistas, especialmente en actividades como el senderismo, el running, la natación y el ciclismo.

Otro consejo que te otorgamos es que debes aplicarte la crema solar 30 minutos antes de la exposición y volver a hacerlo, aproximadamente, cada hora y media o cada dos horas para reducir así, la exposición a la luz ultravioleta, de esta manera puedes prevenir los daños causados por los rayos solares, tanto a corto como a largo plazo.

Emplea el producto de manera generosa, no intentes limitar su uso, porque esto te perjudicará. Un factor de protección 30 o más, es completamente adecuado, un factor menor no es recomendable, entre otros motivos, porque tendrás que renovar su empleo más a menudo.

¡Sigue todos estos consejos si vas a esquiar estas Navidades, de esta manera lucirás una piel sedosa, fina y cuidada, sin riesgos solares que afecten a tu rostro!

También te interesará